La puesta en valor de las termas romanas podría impulsar el núcleo de Guardias Viejas

El Partido Popular entiende que daría un impulso turístico a la zona, junto con la puesta en marcha del hotel balneario

MÍRIAM ALCARAZEL EJIDO.
La zona que fue urbanizada hace escasos años presenta este estado. :: M. A. D./
La zona que fue urbanizada hace escasos años presenta este estado. :: M. A. D.

Los problemas o deficiencias que planean sobre el núcleo de Guardias Viejas-Matagorda son numerosos, según han señalado desde el Partido Popular de El Ejido, desde donde entienden que hay que actuar de forma contundente para «rescatar turísticamente» esta zona.

Esos problemas o inquietudes vecinales las han recogido miembros del PP, encabezados por su candidato a la Alcaldía, Francisco Góngora, y el candidato a la Junta Local por el PP, Ángel Callejón, que se han reunido recientemente con un nutrido número de ciudadanos, algunos de ellos procedentes de distintas asociaciones.

Esta primera toma de contacto, señalan desde el PP, fue «intensa» y sirvió para plantear las principales necesidades y temas como la falta de seguridad, los robos en los invernaderos, la higiene rural, el estado en el que se encuentran los caminos rurales en general y la situación económica del Ayuntamiento, que, a su juicio, ha generado el PAL con su gestión.

Hubo también momento para tratar el problema que se han encontrado los propietarios de los terrenos de la Bahía de San Miguel al haberse convertido ese suelo en urbanizable y, por consiguiente, se ha producido un cambio en la contribución. En este sentido, los vecinos mostraron su desánimo con la paralización del desarrollo urbanístico previsto para la zona que, señalaron, «nos va a asfixiar a impuestos». Al mismo tiempo, los propietarios de los terrenos afectados lamentaron que tampoco puedan explotar el suelo para cultivar.

Ante tal situación, desde el Partido Popular se quiso dejar claro su «apoyo total» a los agricultores y se planteó la posibilidad de reclasificarlo de nuevo temporalmente, hasta que la zona se desarrolle definitivamente, para mantenerlo como suelo urbanizable no-sectorizado «puesto que de esta manera se puede hacer el uso de suelo rural y, además, los gastos que se generan en concepto de impuestos serán mucho más asumibles por los propietarios», explicó Góngora.

En la misma línea, el candidato popular quiso ser cauto e insistió en que «desde el Partido Popular estaremos siempre buscando la mejor alternativa para el interés general y para los propietarios del suelo en particular. Esta opción podría ser muy viable y permitiría más adelante llevar a cabo un plan de sectorización para volver a ordenarlo», consideró, a la vez que incidió en que «se trata de una opción factible pero que en cualquier caso analizaremos sosegadamente con los afectados para decidir en función de lo que opine la mayoría de los propietarios».

Barreras sumergidas

Asimismo, durante el encuentro, los miembros de las distintas asociaciones trasladaron al PP ejidense otras preocupaciones de los vecinos como el estado en el que todos los veranos se encuentra la playa de Los Baños, para la que piden una solución definitiva que termine con el problema de los aportes de arena, «que nunca nos duran todo el verano y además es arena sucia», lamentaron.

Sobre esta cuestión, Góngora propuso la posibilidad de plantear a la administración competente la construcción de barreras sumergidas para estabilizar la dinámica del litoral en este punto de la costa ejidense y, asimismo, planteó que se habilitaran unas pasarelas de madera a modo de plataformas «para facilitar el baño y recuperar esta playa, que ha sido de las preferidas por los ejidenses durante muchos años», recalcó.

Otras de las propuestas planteadas por los populares para recuperar turísticamente este núcleo consistieron en la puesta en valor del antiguo Cuartel de la Guardia Civil «convirtiéndolo en un centro de convenciones e, incluso, en una Escuela de Hostelería». Junto a ello se planteó la posibilidad de utilizar el Castillo de Guardias Viejas durante todo el año, «cubriéndolo incluso con algún cristal muy ligero que nos permitiera darle muchísimo más uso, incluso para celebrar bodas civiles», expuso Francisco Góngora, quien además insistió en la necesidad recuperar el proyecto de Balneario en la zona, así como poner en valor las termas romanas, llegando a algún tipo de acuerdo con los propietarios para «hacerlas visitables y estudiando la posibilidad, incluso, de liberar algún espacio para hacer una zona verde alrededor y sacar la carretera de encima».

Además de volver a solicitar la materialización del carril bici entre Balerma y Guardias Viejas como una de las claves para dinamizar turísticamente el núcleo, los vecinos también plantearon el peligro que presenta el cruce de la carretera que une Balerma con Almerimar a su paso por Los Baños. «Se encuentra totalmente desnivelada, impidiendo la visibilidad y suponiendo un grave peligro para los vecinos que suben de la playa», apuntaron los vecinos. En este sentido, los populares se comprometieron a buscar una solución y señalaron la posibilidad de dotar al cruce con un resalto para peatones.

Por su parte, el candidato a presidir la Junta Local en este núcleo de población ejidense, el popular Ángel Callejón, dijo sentirse «muy ilusionado» con el proyecto del PP que, explicó «nos dará la posibilidad de trabajar intensamente para resolver los problemas que tenemos en este núcleo a todos los niveles».

Asimismo, quiso reconocer el «importante papel» que juegan las asociaciones en el núcleo y alabó «su grado de implicación con todas las cuestiones que afectan a los vecinos».

Callejón aprovechó también para trasladar a sus compañeros de partido la petición de que se solucionen los problemas que ocasiona la lluvia en el parque, «porque se llena de barro cuando llueve»; la iluminación de los alrededores de la iglesia, los bancos para los mayores en la Avenida del Mediterráneo y una rotonda para mejorar el acceso a la urbanización Paraíso al Mar.

Fotos

Vídeos