Fallece Bartolomé Marín Fernández, mantenedor de la Tertulia Indaliana

IDEALALMERÍA.
Bartolomé Marín en la presentación de uno de sus libros. ::
                             IDEAL/
Bartolomé Marín en la presentación de uno de sus libros. :: IDEAL

Bartolomé Marín Fernández (Albox, 1925) fue enterrado ayer en su pueblo natal después de que la muerte le sorprendiese en la noche del pasado miércoles y de que el obispo, monseñor Adolfo González presidiera en la Catedral de Almería la Eucaristía 'in corpore insepulto'. Sacerdote, historiador y apasionado de la cultura almeriense, Bartolomé Marín tendrá siempre un lugar en el panorama almeriense por su papel de mantenedor de la Tertulia Indaliana, puesta en marcha por Jesús de Perceval.

«Como Iglesia, sentimos mucho la muerte de don Bartolomé, un sacerdote ejemplar, un hombre de Almería, un hombre de cultura y sociedad, que siempre intentó con su vida evangelizar a través de la cultura y llevar al mismo tiempo la cultura y la sociedad almeriense a la Iglesia. Sentimos mucho esta pérdida y todo el Cabildo de Almería desea transmitir su pésame al presbítero y a la sociedad. Perdemos a un gran almeriense, a un almeriense ilustre», manifestó ayer Tomás Cano, vicario general del Obispado de Almería.

Caricaturista

En su amplia labor, que abarca desde el profesorado hasta actuaciones en templos de la provincia, ocupa un lugar destacado su faceta de caricaturista, que ha sido tal vez la que le permitió el último, o uno de los últimos contactos con el público en general a través de una exposición en Roquetas de Mar. Ante su desaparición se hace tal vez más urgente y necesario la confección de un catálogo para conocer las dimensiones de su faceta como escritor, desde libros teológicos hasta artículos periodísticos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos