Almería, tierra de cine

Tras años sometido al olvido, la sociedad almeriense busca recuperar el esplendor de su industria cinematográfica

FRAN GAVILÁN FRANFGAVILAN@GMAIL.COMALMERÍA.
Icono. Son muchos los mitos del cine que la ciudad de Almería puede usar como reclamos turísticos junto a algunos de sus edificios y rincones más emblemáticos. :: IDEAL/
Icono. Son muchos los mitos del cine que la ciudad de Almería puede usar como reclamos turísticos junto a algunos de sus edificios y rincones más emblemáticos. :: IDEAL

Dueña de paisajes imposibles y de una luz única, los 365 días del año, Almería es la única provincia de España que puede presumir de haber sido el escenario para más de 500 películas a lo largo de seis décadas. Mil horas de grabaciones y títulos como 'Laurence de Arabia' (1962) o 'Indiana Jones y la última cruzada' (1989) convirtieron a una provincia muy poco desarrollada económica y socialmente por aquel entonces, en el 'Hollywood español'. Y es que, desde los años cuarenta, los directores norteamericanos más prestigiosos eligieron Almería como su ciudad 'fetiche'. Sin duda, los dueños de Hollywood fueron los grandes descubridores del gran tesoro que albergaba la provincia almeriense: una luz inconfundible, un clima suave durante todo el año y la heterogeneidad de sus paisajes, compuestos por playas vírgenes, un gran desierto y lugares muy poco urbanizados. Unido al bajo coste que suponía rodar aquí y la amabilidad de las personas que la habitaban, Almería se convirtió, por derecho propio, en la ciudad de moda para el séptimo arte.

Así, las generaciones de almerienses nacidos entre 1940 y 1950 tuvieron la oportunidad de ver paseando por las calles de la capital figuras tan importantes como Anthony Quinn, Ernest Borgnine, George C. Scott o Charlton Heston que eran los dueños y señores del celuloide mundial. Y qué decir de la rama femenina. A lo largo de 30 años han pasado por Almería las musas más selectas del cine y, por consiguiente, las actrices mayor premiadas de la historia de la alfombra roja. Mujeres como Brigitte Bardot, Eleanor Parker, Claudia Cardinale y la belleza eterna de Sofía Loren. Lo mismo pasó con los directores de cine. El talento y el éxito se dio cita durante más de tres décadas en Almería. John Sturges, Richard Lester, David Lean o Sergio Leone y sus inconfundibles 'Spaghetti Western'.

Entre 1960 y 1980 la calidad de las estrellas que visitaron Almería se mantuvo. No eran los grandes adonis del cine que protagonizaron los primeros rodajes en el Desierto de Tabernas o en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, pero la fama que tenían mundialmente era sobresaliente. Figuras como Arnold Schwarzeneger, que interpretó a Conan el Bárbaro, Jack Nicholson, que actuó entre pasillo y pasillo del Hotel Costasol del Paseo de Almería, protagonizando el filme italiano 'El Reportero' (1975) o, por supuesto, el incombustible Clint Eastwood, que vino tantas veces a rodar a estas tierras, que ya consideraba Almería como su segunda patria.

Bud Spencer y Terrence Hill, la fiel pareja que ha hecho reír a numerosas generaciones de españoles a ritmo de tortazos, o John Lennon, que protagonizó 'Como gané la guerra', y compuso en la playa del Zapillo los primeros versos de la legendaria canción 'Strawberry fields forever' que supuso un giro radical de los Beatles a la psicodelia. Son tantas las estrellas que pisaron suelo almeriense y tantos títulos de películas, más de quinientos, que se podrían escribir miles de páginas sobre la historia del cine en Almería. Y es que si para España, la edad de Oro, fue el siglo XVI, para Almería, si hablamos de cine, fueron las décadas de los 50, 60 y 70. Además, las películas realizadas en tierras almerienses han obtenido el reconocimiento mundial, acumulando entre todas más de una cincuentena de 'Oscar', y quedando como cintas de culto del cine clásico para la posteridad.

Sólo anécdotas

La historia 'deluxe' del cine en Almería siempre ha estado en boca de muchos ciudadanos. Y es que, instituciones, representantes políticos, medios de comunicación, así como el resto de la sociedad almeriense siempre ha 'sacado pecho' de lo que fue el cine en Almería. Pero por desgracia, durante dos décadas, sólo han sido simples anécdotas y miradas nostálgicas al pasado. Principalmente, porque todas las acciones que se han llevado a cabo en el mundo del cine en la actualidad, se han quedado como curiosidades puntuales. Los datos y los hechos son reveladores. Por ejemplo, cuando hace dos semanas el prestigio director de cine Fernando Trueba vino para presentar su última cinta y realizar un posterior debate, prácticamente pasó desapercibido para muchos almerienses.

A pesar de esta anécdota, algo está cambiando en Almería y en su forma de mirar el cine. Si en los ochenta y noventa las producciones que llegaban de fuera, apenas dejaban dinero en la ciudad, ahora, algunas instituciones locales están comenzando a trabajar para que la provincia pueda beneficiarse de la poderosa industria del cine.

Algo ha cambiado

Parece que la apatía, desidia y la falta de creatividad en Almería, con respecto a generar riqueza a través del cine, está llegando a su fin o, al menos, los almerienses ya no piensan en pasado cuando hablan de cine, sino que lo hacen en presente. El punto de partida para cambiar la realidad que acontecía en la provincia en los ochenta y noventa, hay que situarlo en el Festival Internacional de Cine 'Almería en corto'. Tras nueve ediciones, el certamen que sustituyó al desaparecido encuentro 'Almería, tierra de cine', que nació en 1986, se ha convertido en un referente del cine de nuestra provincia. La fama que le precede es mundial y la calidad de los trabajos proyectados han adquirido cierto prestigio en Hollywood.

Asimismo, la inminente apertura del Museo del Cine de Almería va a contribuir a que la provincia muestre sus cartas en la industria del cine internacional. Con sede en el Cortijo Romero, palacete que alquiló John Lennon en su estancia en Almería, servirá como carta de presentación a la capital para mostrar al mundo su época de esplendor cinematográfico, así como la historia de la casa y las anécdotas del ex Beatle durante su vivencia en la casa en 1966.

A todo ello, hay que añadirle la creación de la Mesa del Cine por parte de la Cámara de Comercio. Esta institución, que nació en junio de este año, es la principal herramienta con la que cuenta la provincia de Almería para crear una sólida Industria del Cine entre sus límites. Formada por todos los municipios vinculados al cine (Almería, Níjar, Tabernas, Vera y recientemente, Roquetas de Mar), y la asociaciones empresariales del sector en Almería, como es el caso de Cinegenia que, a través de su presidente Plácido Martínez llevan trabajando muchos años por el desarrollo cinematográfico en la provincia.

Presente y futuro

Así, en la Mesa del Cine se ha acordado elaborar un documento de trabajo que recoja una propuesta inicial para propiciar el desarrollo de la industria cinematográfica en Almería, que permita recuperar de nuevo el peso específico de otros tiempos e incorporarlo como base al Plan de Innovación Industrial de la Provincia. Por el momento, ya se acordado crear un Salón Internacional de Cine en 2011, haciendo coincidir este evento con el Festival Internacional de Cine 'Almería en corto'.

En la actualidad, el cine en Almería parece ganar 'alas'. Si hace unos años, cuando se hablaba del séptimo arte en la provincia se hacía en pasado, ahora los almerienses piensan en la industria cinematográfica en presente y lo más importante, también en clave de futuro. La implicación de las instituciones públicas, de los medios de comunicación y la coordinación y estrategia del sector audiovisual almeriense han sido claves para este nuevo rumbo. Sin duda, Almería camina hacía su origen, el cine, que ya forma parte de su destino.

Fotos

Vídeos