Pérez Siquier: «La fotografía digital no tiene magia, pero asegura la captación de la imagen»

Recibe la 'Insignia de Oro' de la Escuela de Arte de Almería, que inicia la celebración de su 125 aniversario como centro educativo

I-F. AALMERÍA.
El delegado de Educación, Francisco Maldonado, impone la 'Insignia de Oro' de la Escuela de Arte al fotógrafo Carlos Pérez Siquier. :: M. MANZANO/
El delegado de Educación, Francisco Maldonado, impone la 'Insignia de Oro' de la Escuela de Arte al fotógrafo Carlos Pérez Siquier. :: M. MANZANO

«Claro que es muy importante para mí porque es un reconocimiento de Almería y que no se limita a la fotografía, sino que engloba todo lo que ha significado la Escuela de Arte (EAA) para toda la provincia, en donde yo aprendí un oficio, mi oficio, porque en aquellos años se llamaba la Escuela de Artes y Oficios». Carlos Pérez Siquier (Almería, 1930, Premio Nacional de Fotografía) recibió ayer la 'Insignia de Oro' de este centro educativo y cultural, que con tal distinción inició el programa de actos de conmemoración de su 125 aniversario, que se desarrollarán durante el curso actual y el siguiente.

«Hasta ahora mismo no se había impuesto a nadie en toda la historia de la Escuela, que nosotros sepamos, y en la historia reciente al menos. Es verdad que la insignia de plata, tomada del logo del propio centro, se entrega a los alumnos a terminar sus estudios. Hacía tiempo que queríamos rendir un homenaje a Pérez Siquier por toda su trayectoria y pensamos que la mejor forma, por una parte, era crear esta figura y, por otra, fuera él la primera persona a la que se le impone porque no se puede olvidar que fue alumno», sostuvo el director de la EAA, Juan Ramón Muley.

Placas

Más que años, alrededor de los 18 de edad o entre 1948 y 1950 de calendario, que figurarán en los archivos, el fotógrafo recuerda el aprendizaje del oficio, que, como dedicación, le ha encumbrado en el mundo de la fotografía. «Estudié con un profesor que enseñaba con el estilo un poco clásico porque utilizaba elementos pictóricos y cámara grande, de placas. Luego, cuando me metí más de lleno en este mundo de las imágenes, elegí un camino dentro de lo humano y del documento. Fueron los momentos en los que hice las fotos de La Chanca, en blanco y negro, como correspondía a esa época de las postguerra».

Los años han pasado y las nuevas tecnologías han dejado esos útiles, y en cierta manera los sistemas pedagógicos, en un apartado que puede calificarse como arqueológico al mismo tiempo que la digitalización ha puesto la fotografía, o la captación de imágenes al alcance de cualquiera. El carácter formativo que conlleva la 'Insignia de Oro' aconseja, prácticamente obliga, a un pronunciamiento de Carlos Pérez Siquier, quien, al parecer, se enorgullece de no haber utilizado nunca una cámara digital si no ha sido por una apuesta o para responder a una petición de otras personas.

«Considero que ahora mismo con la fotografía digital se olvida los inicios de la fotografía, las técnicas del papel, el trabajo en el laboratorio, entre otros ejemplos, los productos químicos que se utilizaban, la cubeta en una habitación con luz roja y la magia que conllevaba. Además, no se conocen los principios. Ahora se aprieta el botón y aparece todo lo demás», consideró el fotógrafo reconocido por la Escuela de Arte de Almería.

En su consideración sobre el papel que juega la fotografía digital frente a la analógica, Carlos Pérez Siquier reconoció que esa nueva técnica ha democratizado el mundo de la captación de las imágenes, pero añadió que «no se conoce de dónde viene ni a dónde va. La digitalización da las cosas muy hechas. Hombre, la cámara digital aporta la seguridad de que la persona que la utiliza obtiene la fotografía que quiere sin necesitar el revelado».

Dos edades

Para el fotógrafo 'Insignia de Oro' de la Escuela de Arte de Almería la fotografía es una modalidad muy joven relativamente si se compara la antigüedad de la pintura y de la escultura, entre otras modalidades artísticas, pero, a pesar de esta juventud, considera que se pueden establecer ya dos etapas o dos edades: la correspondiente a la fotografía analógica, que puede entenderse como la época clásica, y la digital, que en estos momentos está todavía por desarrollar y en sus principios.

Carlos Pérez Siquier puede ser considerado como uno de los pilares de esa época clásica y de tal manera lo entiende la Escuela de Arte de Almería, que ha unido a la imposición de la 'Insignia de Oro' una exposición con trabajos realizados por profesores y por alumnos del centro sobre su obra y sobre su figura utilizando sus trabajos como el motivo de su inspiración.