La producción de sandía en el Levante se retrasará aún en torno a una semana más

El clima es el 'culpable' de que los productores de esta zona todavía no hayan podido iniciar el corte y las producciones podrían solaparse

ISABEL FERNÁNDEZALMERÍA.
Invernaderos, mallas y fincas al aire libre entrarán en producción, prácticamente, a la vez. ::
                             IDEAL/
Invernaderos, mallas y fincas al aire libre entrarán en producción, prácticamente, a la vez. :: IDEAL

Los productores de sandía del Levante provincial aún no han iniciado, al menos no a pleno rendimiento, su campaña de primavera. Así lo afirmó Pascual Soler, vicepresidente de Asaja-Almería, quien indicó que «la producción, este año, va muy retrasada». Tanto que, según indicó, «ya deberíamos llevar una semana cortando y, como pronto, no empezaremos hasta dentro de otra semana».

El producto aún no ha alcanzado su punto óptimo de maduración y, salvo contadas excepciones, la mayoría de los agricultores siguen esperando que la sandía alcance los mínimos de calidad exigidos por los distintos mercados de destino. «El miércoles vi que en algunos sitios se está empezando a cortar algo, pero aún es muy poco», indicó Soler, quien añadió que, «puede que a partir hoy -ayer viernes- se vaya cortando algo más».

Con respecto a las consecuencias de este retraso de las producciones, el vicepresidente de Asaja-Almería indicó que «al final, tendremos que recolectar toda la producción a la vez». En el Levante provincial conviven las plantaciones en invernadero, malla y al aire libre y, «aunque no lo hemos puesto todo a la vez, debido al clima, vamos a tener que recolectarlo todo al mismo tiempo». Pese a ello, Soler señaló que, en principio, esta coincidencia de producciones «no tiene por qué tener incidencia en los precios».

Y es que, si bien es cierto que la sandía del Levante, independientemente de dónde se haya cultivado, podría estar lista para cortarla toda a la vez, «cuando nosotros empecemos, en Níjar, que es la zona de la provincia donde más sandía se hace, ya estarán a punto de terminar y, en Sevilla, aún no habrán empezado». El único factor que, a juicio de Soler, podría repercutir en el precio de la sandía del Levante es la climatología.

Mirando al cielo

De momento, la sandía que hay en el mercado no está teniendo buenas cotizaciones. De media, esta fruta de verano se vende a unos 0'20 euros, sin embargo, esta cifra podría caer a causa del descenso de las temperaturas previsto para los próximos días y que, de hecho, ya se deja notar no sólo en la provincia, sino en el resto del país. En este sentido, el vicepresidente de Asaja-Almería comentó que, «si hace buen tiempo, puede que los precios sean buenos». Sin embargo, lamentó que «las bajas temperaturas, incluso las lluvias, que se esperan para los próximos días pueden hacer que caiga el consumo y que los precios de la sandía no remonten».

Por último, y con respecto a la calidad, «está siendo muy buena». El único problema es que las previsiones apuntan a un descenso de la producción de en torno al 15% con respecto a hace un año, debido, como no podía ser de otra manera, a las inclemencias del tiempo. Sin embargo, «el año pasado no nos sirve de referencia, ya que fue excepcional de kilos y calibre», concluyó Soler.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos