Roquetas, la década prodigiosa

Es el municipio que más ha crecido en Andalucía en lo que va de siglo y el décimo de España desde 2005

FRANCISCO GRANADOS ALMERIA@IDEAL.ESROQUETAS DE MAR.
Vista de la avenida Reino de España, eje de la nueva urbanización de la primera fase de Las Salinas. :: MULLOR/
Vista de la avenida Reino de España, eje de la nueva urbanización de la primera fase de Las Salinas. :: MULLOR

Ahora que en unos días se adjudicará el proyecto de reparcelación y urbanización de la segunda fase de Las Salinas, primera gran actuación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que marcará el desarrollo urbanístico del municipio de Roquetas de Mar a lo largo de los próximos quince años, es buen momento para echar la mirada atrás y comprobar la espectacular evolución que ha tenido este municipio almeriense a todos los niveles. No existe en Andalucía, y por tanto en Almería, un municipio con un mayor desarrollo que el experimentado en estos diez últimos años, y solo trece en toda España, cuya evolución haya sido mayor, lo que se reduce a tan solo diez si nos remitimos tan solo a los últimos cinco años.

En lo que va de siglo, Roquetas de Mar ha pasado de contar con 42.333 habitantes a los 82.665 que según el SIMA, del Instituto Andaluz de Estadística, cuenta en la actualidad, aunque en el censo, aún sin aprobar, del Ayuntamiento lo sitúa en 85.775 personas, lo que significa que prácticamente ha doblado su población. A ello habría que sumar una numerosa población flotante que vive en Roquetas de Mar durante una determinada época del año y que oscila según las distintas fuentes oficiales entre las 90.000 y las 100.000 personas. Al respecto cabe reseñar que tan solo el pasado verano y a tenor de los datos del servicio de recogida de basuras municipal, la población estimada en los meses de julio y agosto, se situó en torno a las 130.000 personas.

Este incremento poblacional ha sido consecuencia del progreso que Roquetas de Mar ha experimentado y sigue experimentado, ya que cada vez son más las personas que eligen el municipio del Poniente almeriense mas cercano a la capital para vivir, y para lo que tienen en cuenta la infraestructura, equipamientos y servicios de que dispone. En este sentido el cambio entre el final de siglo XX y esta primera década del XXI, ha sido espectacular, y especialmente en los grandes núcleos de población, Roquetas de Mar, Aguadulce, El Parador, Las Marinas y en la Urbanización. Además a lo largo de estos díez años se ha mejorado notablemente las conexiones entre los distintos núcleos.

Como señala el arquitecto municipal, Manuel Bermejo, «lo más importante desde el punto de vista urbanístico ha sido coser los núcleos dispersos, Aguadulce, El Parador, Cortijos de Marín, Las Marinas, y su propio crecimiento los ha unido y ha ido incorporando nuevos equipamientos y servicios».

Doble de viviendas

Al finalizar 1999, Roquetas de Mar contaba con un censo de 32.082 viviendas, diez años después la cifra alcanza las 61.317. Las principales zonas de crecimiento urbanístico han sido Las Salinas y la zona alta de Aguadulce norte, y las que menos las de los núcleos más alejado de la costa, El Solanillo o Las Losas, aunque en general el 'boom' de la construcción, con su punto culminante, a mitad de la década alcanzó a todos los núcleos de población.

La transformación en bulevar de la antigua N-340 en sus travesías de Aguadulce y El Parador, de la Carretera de Alicún hasta su conexión con la Avenida de Roquetas y de ésta con Las Marinas, por la Avenida Sabinal, han venido a reestructurar el municipio, dándole una traza mucho más urbana. A ello se ha unido la habilitación de una nueva vía, la Avenida de Reino de España, surgida dentro del desarrollo de Las Salinas y que a través del Puente del Cañuelo, ha venido a conectar ésta con el centro urbano de la ciudad y con la zona del Puerto, por la Avenida del Perú, mejorando las comunicaciones y descongestionando el tráfico hacia la Urbanización.

El crecimiento de la ciudad en población e infraestructuras ha ido acompañado de una especial atención por la cultura, con la creación de nuevos espacios como el Teatro Auditorio, en Las Salinas, la Escuela Municipal de Música, Danza y Teatro, en El Parador o la Plaza de Toros , en Los Bajos. Y también deportivos como los nuevos campos de fútbol de Roquetas y Aguadulce, las instalaciones deportivas de Las Salinas o la Piscina y el Pabellón de Deportes de El Parador, entre otras.

Ahora el reto en materia urbanística es que Las Salinas se incorpore como un gran parque urbano que una Roquetas con Aguadulce por la costa, además rellenar los huecos con los equipamientos que la sociedad roquetera demanda para una mejor calidad de vida.

Turismo y comercio

Turismo, agricultura y servicios son los sectores que han venido a consolidar el dinamismo económico de Roquetas de Mar. La presidenta de la Asociación de Comerciantes de Roquetas de Mar (ACER), Isabel Soriano, no duda en señalar que «ha sido una década prodigiosa, en la que todo el mundo ha ganado dinero».

Los grandes hoteles se han hecho durante esta década, aunque curiosamente el número de establecimientos no ha variado, manteniéndose los 42 establecimientos -hoteles, hostales y pensiones- que había entonces, lo que si ha variado ha sido el número de plazas hoteleras. A las alrededor de 15.000 existentes entonces se han incorporado otras 10.000 más, además de una mejora importante en cuanto a la categoría, con el Portobello, como primer cinco estrellas en la oferta hotelera del municipio.

La apertura del Centro Comercial 'Gran Plaza' ha marcado un antes y un después para el comercio local, y es que tras unas primeras reticencias la mayoría de los comerciantes se han dado cuenta de que es un tren cuyo paso no se debe desaprovechar. Hoy y pese a la crisis de este último año y medio, el comercio de Roquetas, en palabras de la presidenta de ACER, goza de «muy buena salud», y ello ha sido gracias a lo realizado en esta última década y en particular en el primer quinquenio. De los 809 negocios contabilizados a comienzos de 2000 se ha pasado a los 1.584 de la actualidad, mientras que en locales industriales se ha pasado de 703 a 1.700. «Los mejores hoteles, los mejores restaurantes, los mejores comercios, se han creado en esta década», señala Isabel Serrano.

No comparable

Nadie pude negar el gran crecimiento experimentado pero a la hora de declarar el periodo 2000-2010 como la mejor década en la historia de Roquetas, el historiador local Gabriel Cara prefiere no mojarse, y considera que «ambas épocas han sido importantes para el municipio, pero no son comparables». No obstante, una y otra están relacionadas y la respecto el historiador señala que «la raiz fue la pesca, luego los pescadores se pasaron a la agricultura y los hijos de estos constructores y como tales han formado parte del desarrollo experimentado, aunque en mi opinión se ha crecido mucho pero sin demasiada fortaleza». Y es que para Cara, «el crecimiento ha sido desmesurado y con el mismo Roquetas «han ido perdiendo parte de su identidad».

Aguadulce ha sido uno de los núcleos en los que el crecimiento se ha hecho más evidente, especialmente en la zona alta de la localidad. Un crecimiento que para el presidente de la Asociación Posidonia, Ginés García, «ha sido desorbitado y descontrolado, primero eran las construcciones y luego los servicios». El principio de la década registró bastantes conflictos por la falta de equipamientos básicos como centros educativos y sanitarios, pero poco a poco como reconoce el propio presidente de Posidonia, «se ha ido avanzando». , y aunque sigue habiendo deficiencias se ha mejorado bastante».