Fomento observa minuciosamente a Ándalus por su situación financiera

Los trabajadores de la compañía aérea apoyada por la Junta denuncian llevar varios meses sin cobrar sus salarios por la situación económica

M. CÁRCELES ALMERÍA / SEVILLA.
El avión 'Macael', de la compañía aérea Ándalus, aterrizado en el aeródromo de El Alquián. ::                             J. J. MULLOR/
El avión 'Macael', de la compañía aérea Ándalus, aterrizado en el aeródromo de El Alquián. :: J. J. MULLOR

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), dependiente del Ministerio de Fomento, está efectuando un «seguimiento estrecho y absolutamente minucioso» de todas las operaciones y actuaciones de la compañía aérea andaluza Andalus. Esta medida responde a la crisis financiera que está viviendo la compañía, y que viene sufriendo paulatinamente desde su lanzamiento. Según pudo saber este periódico de fuentes del consejo de administración de la propia aerolínea, Ándalus viene sufriendo problemas financieros desde hace algunos meses.

De hecho, según han denunciado algunos empleados de la aerolínea a través de los sindicatos, éstos llevarían sin cobrar «varios meses» sus salarios. Esta situación, que minimizaron desde la empresa, viene relacionada, según relatan, con la crisis que vive el sector de la aviación en general. «En Ándalus está pasando lo mismo que en otras compañías, sólo que nosotros somos más jóvenes, somos una aerolínea pequeña, y nos afecta algo más», expusieron las mismas fuentes de la dirección de la empresa consultadas por IDEAL.

Por esta causa, AESA ha requerido a la compañía que ponga en marcha medidas y planes para resolver la situación financiera que tiene actualmente la contabilidad de Ándalus. Desde Fomento aseguran que este seguimiento se lleva a cabo en cumplimiento y aplicación de la normativa comunitaria y del reglamento aplicable a las compañías aéreas que atraviesan por dificultades económicas. El seguimiento a la compañía se viene efectuando desde hace aproximadamente un mes, cuando Fomento tuvo conocimiento de las primeras informaciones sobre las dificultades económicas y financieras por las que atraviesa la compañía aérea andaluza -que opera desde Almería varios vuelos diarios con Madrid y tres semanales con Barcelona-. El seguimiento de Fomento es «estrecho y absolutamente minucioso» de todas las operaciones efectuadas por la aerolínea.

No obstante, el consejo de administración ya se ha puesto manos a la obra para conseguir sacar de la difícil situación económica en la que se encuentra a la compañía. Según ha podido conocer este periódico, el organismo rector de la empresa ya ha inspeccionado diferentes fórmulas para ingresar liquidez a las cuentas y poder continuar sus operaciones sin problemas. No en vano, en diciembre de 2009 la directiva de la compañía anunció que cerraba su primer año de ejercicio con una ocupación media anual del 70 por ciento de las plazas ofertadas en las diez rutas operadas (dos desde Almería), con más de 90.000 pasajeros en sus aeronaves a finales de 2010.

Negociaciones con la Junta

La compañía aérea se encuentra participada en un cinco por ciento por la Junta de Andalucía a través de una sociedad pública de participaciones industriales. Y para conseguir abandonar la situación económica desfavorable, la directiva de la empresa se encontraba hace pocas semanas negociando una posible ampliación de capital en la que, precisamente, incrementara su participación en el accionariado la Junta de Andalucía.

Cabe recordar que esta compañía aérea nació bajo el auspicio del Gobierno andaluz y vino a establecer algunas líneas que habían sido abandonadas por otras compañías debido a la baja rentabilidad de las mismas. Por ejemplo, Ándalus operaba -hasta hace pocos días- el enlace aéreo entre Gibraltar y Madrid y Barcelona. Sin embargo, lo suspendió temporalmente debido a «imprevistos técnicos». En el caso de Almería, Ándalus vino a suplir la competencia que hasta pocos meses antes venía ofreciendo la aerolínea Spanair en las conexiones con Madrid. Una línea que la compañía catalana suprimió en su última reestructuración de operaciones.

A pesar de los problemas financieros, que desde la directiva se consideran transitorios y ligados muy directamente a la crisis económica, las conexiones aéreas entre Almería y Madrid y Barcelona continúan operándose con total normalidad sin que se hayan producido interrupciones de ningún tipo ni cancelaciones masivas de vuelos.

Fotos

Vídeos