La UAL toma el centro a sus 25 años

Espléndido y espectacular lucía el Teatro Cervantes, lleno de asistentes del mundo académico, social y e institucional, para inaugurar oficialmente el curso 18/19./V.J.H.B.
Espléndido y espectacular lucía el Teatro Cervantes, lleno de asistentes del mundo académico, social y e institucional, para inaugurar oficialmente el curso 18/19. / V.J.H.B.

Tanto el rector como el secretario general de Universidades destacaron la «honestidad» de la comunidad universitaria, frente a «malas prácticas aisladas» El rector dio por inaugurado el curso 2018/2019 en un esplendoroso Teatro Cervantes

IDEAL ALMERÍA.

El Curso 2018/2019 ya está inaugurado en todas las universidades andaluzas. La última fue, ayer, la de Almería, la UAL, que con motivo de su XXV aniversario, 'salía' del Campus para celebrar su acto formal de cada inicio de curso en el Teatro Cervantes, que lucía sus mejores galas para recibir a una amplia representación de la vida académica, social, institucional y empresarial de la provincia.

El rector de la Universidad de Almería, Carmelo Rodríguez Torreblanca, y el secretario general de Universidades, Investigación y Tecnología de la Junta de Andalucía, Manuel Torralbo Rodríguez, presidían un acto en el que estuvieron representadas todas las administraciones, entre otros por medio del alcalde de Almería, Ramón Fernández Pacheco; el director de Memoria Histórica, Fernando Martínez; el delegado del Gobierno, Manuel De la Fuente; la delegada de Gobierno de la Junta, Gracia Fernández, así como diputados, parlamentarios, alcaldes, concejales y máximos representantes de la vida militar y eclesiástica, incluyo al el Obispo.

Al margen del protocolo y los actos habituales en estos casos, una idea fue matriz en el transcurso del acto: el de resaltar la «honestidad» de la comunidad universitaria y del mundo del conocimiento, por encima de casos «excepcionales» de «malas prácticas», tal y como señalaron en sus intervenciones tanto el rector como el secretario general, en clara referencia a las polémicas que han inundado la actualidad, en referencia a las sospechas sobre las tesis doctorales y trabajos universitarios de determinados líderes políticos.

«Tenemos la asignatura pendiente de ubicar un lugar de referencia en el centro de Almería» «Entre todos hemos conseguido una Universidad de Almería del siglo XXI» «La UAL tiene por delante otros 25 años de vida maravillosos, para seguir opinando en libertad» «La UAL está entre las mejores universidades con menos de 50 años de existencia»

De hecho, Carmelo Rodríguez no dudaba en señalar que «hoy en día, las universidades somos noticia por haberse descubierto malas praxis profesionales que son sin duda excepcionales, que lamento y que deben servir para que se reflexione sobre el estadio de la propia Universidad». Por su parte, y sobre el mismo asunto, Manuel Torralbo añadía que «en estos días, en las inauguraciones del curso en las diferentes universidades, hay un mensaje que se repite: el de reivindicar la honestidad de la comunidad universitaria, frente a las malas prácticas que son excepcionales».

25 años y centro de Almería

Tanto el rector como el secretario general convirtieron también en centro de sus discursos la alusión conmemorativa al 25 aniversario de la Universidad de Almería y a la singularidad de que este arranque académico se produzca, provees primera desde que existe, fuera del Campus Universitario.

Para Carmelo Rodríguez, «entre todos hemos conseguido una Universidad del siglo XXI, pero la realidad es que aún conservamos una asignatura pendiente, que es la de ubicar un lugar de referencia en el centro de Almería», para añadir, ante los medios, que «tenemos un Campus excepcional junto a la orilla del mar, pero algo alejado de la ciudadanía, que dio muestras en la Noche de los Investigadores de estar ávida de Universidad».

Por su parte, Manuel Torralbo «es obligado felicitar a la Universidad en su 25 aniversario y también al rector por la idea de inaugurar el curso académico en este Teatro Cervantes magnífico, lo cual contribuye a acercar la institución a la ciudadanía».

El secretario general añadía, además, que «la Universidad tiene por delante otros 25 años de vida maravillosos» y subrayaba que «es un curso con muchos retos por delante, entre ellos el de que la Universidad siga siendo el espacio de libertad que ha sido siempre, que los universitarios sigan teniendo la posibilidad de opinar con libertad».

Rigor y protocolo académico

El acto de inauguración de cada curso universitario, en la UAL y en el resto de centros análogos, es sin duda la más clara manifestación del protocolo académico. Un evento digno de ser participado por la ciudadanía y la sociedad, alejada habitualmente de los rigores universitarios.

El paseo de los doctores, todos con sus togas y birretes luciendo los colores de cada rama universitaria, se produjo ayer entre dos edificios históricos y de referencia en el casco histórico: la Escuela de Artes y el Teatro Cervantes, donde se iba a celebrar el acto.

Una vez dentro, la habitual Memoria del Curso Académico anterior, a cargo del secretario general de la UAL, Fernando Fernández Marín, que dio paso al desarrollo del informe en formato vídeo, no sin antes resaltar que «en este caso es un informe muy especial, por coincidir con el 25 aniversario, aunque no deja de ser un ejercicio de transparencia de la gestión del último curso, en la que destacan la aprobación de los Estatutos de la UAL con el máximo consenso de la comunidad», añadiendo que «estamos entre las mejores universidades con menos de 50 años».

Acto seguido, tomaba la palabra el catedrático de Producción Vegetal por la UAL, Julián Cuevas González, para pronunciar la lección inaugural de este curso, bajo el título de 'Una Historia de Amor, rechazo y crimen: Biología reproductiva y cainismo en Olea europea'.

Y más tarde se producía el juramento de los nuevos doctores, acto central de la inauguración del curso, así como la entrega de las medallas de plata al personal de administración y personal docente e investigador jubilado, en total once en esta ocasión.

El tradicional himno 'Gaudeamus Igitur' y la posterior salida de doctores, bajo las notas del 'Canticorum Iubilo', cerraron el acto a cargo de la coral.

Fotos

Vídeos