Ual | Cursos De Verano

La 'Sonanta' de Tomatito alcanza su cuarta edición

La 'Sonanta' de Tomatito alcanza su cuarta edición
El guitarrista almeriense imparte magisterio musical a una veintena de alumnos
R.I.

José Fernández Torres 'Tomatito' llega por cuarto año consecutivo en los Cursos de Verano de la Universidad de Almería. El guitarrista sigue sumando ediciones de su 'Sonanta', una actividad que es demandada por otras universidades, pero que hasta el momento se está realizando en exclusiva con la UAL. 'Tomatito' indicó ayer que «me piden muchas veces que vaya antes a festivales o conciertos para dar clases, sólo hemos hecho algo parecido en Suiza, un país en el que hay mucha tradición en este tipo de eventos».

Durante estos días, 'Tomatito' aparca su habitual rutina de conciertos y grabaciones para compartir su sabiduría con la guitarra con una veintena de alumnos, la gran mayoría de fuera de Almería. Además, no faltan las experiencias y vivencias que van saliendo a la palestra con el paso de los días. Como reconoció su hijo, 'José del Tomate', colaborador en esta actividad, los alumnos «suelen preguntar mucho, sobre todo, por la figura de Camarón de la Isla».

El guitarrista almeriense recordó en la inauguración de 'Sonata' que «yo no doy masterclass salvo algunas poquitas en Europa. Mi ilusión es hacerlo en Almería y por eso quiero que se queden los Cursos de Verano de la UAL de guitarra flamenca a mi cargo, porque es mi tierra. Quiero que se consolide y hacerlo posible con mi hijo y la ayuda de la Universidad y del Ayuntamiento». Lanzó un claro mensaje al indicar que «aquí estoy para contar cómo es mi manera de tocar y mis composiciones musicales a los que estén interesados».

'Tomatito' intentará durante los próximos días que los alumnos mejoren en su técnica y puedan, además, aprender de su larga experiencia en el mundo artístico. El objetivo es claro, ya que, como confesó, «quiero que se lleven un buen recuerdo de estos días y sobre todo pregunten lo que quieran. Los chicos me ven como una persona lejana, pero este curso me permite estar cerca de ellos, ver cómo tocan, hablar con ellos, gastar bromas, contar anécdotas... eso es lo bonito».

El guitarrista también mostró su interés en que en próximas ediciones se apunten mujeres al curso y reconoció que «no tengo claro por qué no hay más mujeres tocando la guitarra, tienen una gran sensibilidad y seguro que sería de una gran belleza».