La UAL y Michelin reconocen a los mejores expedientes de Ingeniería

La UAL y Michelin reconocen a los mejores expedientes de Ingeniería
La institución y la empresa premiaron por séptimo año consecutivo el esfuerzo y dedicación de los alumnos
J. L. P.

Con el objetivo de incentivar al alumnado más brillante, la empresa Michelin lleva siete ediciones premiando a los estudiantes con los mejores expedientes de los Grados de Ingeniería Mecánica, Ingeniería Electrónica Industrial, Ingeniería Química Industrial e Ingeniería Eléctrica, de la Escuela Superior de Ingeniería.

El acto contó con la presencia del rector de la Universidad de Almería, Carmelo Rodríguez; la consejera de Conocimiento, Investigación y Universidad, Lina Gálvez; el director del Centro de Experiencias Michelin Almería (CEMA), Javier Deleyto; y el director de la Escuela Superior de Ingeniería, Antonio Giménez.

Esta edición de los Premios Michelin ESI 2017 premió en el apartado 'Mejores expedientes de segundo grado' a Pablo Otalora, del Grado de Ingeniería Electrónica Industrial, quien ha logrado el tercer mejor expediente. El segundo mejor expediente en esta categoría lo tuvo la estudiante de Ingeniería Mecánica Sara Llena. Por último, el mejor expediente de segundo fue el de Rubén Avelino González, estudiante de Ingeniería Mecánica.

En cuanto al apartado 'Premios a egresados de la promoción 2016- 2017', el tercer mejor expediente 'ex aequo' recayó sobre los estudiantes Francisco García, de Ingeniería Electrónica Industrial, y Thomas Eric Antoine Rondet, de la titulación Ingeniería Química Industrial. El segundo premio de este apartado fue para Andrés Grosso, estudiante de Ingeniería Mecánica y, por último, el premio al mejor expediente fue para María Martell, de Ingeniería Electrónica Industrial.

El rector indicó que con estos premios «se cumple una doble función: por una parte, reconocen el talento de los mejores expedientes de la Escuela Superior de Ingeniería, tanto de los que están en mitad de camino como de los que están en último año, pero también tienen un significado especial puesto que estos premios están patrocinados por la empresa Michelin, con la que tenemos una excelente colaboración en muchos ámbitos como en temas de prácticas de empresa, de becas Duales o de inserción laboral, porque cada vez tienen a más de nuestros titulados en su plantilla». Además, señaló que estos premios «plasman esa interacción entre universidad y empresa tan necesaria».

En este sentido, se manifestó la consejera de Conocimiento, Investigación y Universidad, Lina Gálvez, al referirse a estos premios. «Son un ejemplo de buenas prácticas de las sinergias que tiene que haber entre el mundo de la empresa y de la universidad, no sólo vinculadas con la formación y la empleabilidad, sino también con la ciencia y la innovación que se debe realizar en las empresas». Y felicitó a la UAL y Michelin por reconocer el esfuerzo y el talento de los estudiantes.

La colaboración entre la UAL y Michelin se remonta a hace más de una década y, en concreto, al convenio que firmaron en el año 2012. El director del Centro de Experiencia Michelin Almería, Javier Deleyto, explicó que «el primer objetivo de estos premios es ayudar a la motivación de los estudiantes, y que vean que todo esfuerzo tiene una recompensa y en la medida de nuestras posibilidades les ayudamos a que esto sea así, dentro del marco de colaboración que tenemos con la Universidad». Una relación absolutamente necesaria «para que la Universidad comprenda y se una a las necesidades que tiene la empresa de cara al futuro y nosotros podamos ayudar a la Universidad con prácticas, becas, etc».

Para la presidenta del Consejo Social de la UAL, Magdalena Cantero, estos premios «cumplen el objetivo que perseguimos de bidireccionalidad entre la sociedad, la empresa y la Universidad».

Por su parte, los estudiantes mostraron su satisfacción por haber recibido estos premios. La estudiante con mejor expediente de cuarto curso, María Martell, explicó que, aunque todavía hay una mayoría de hombres en los estudios de Ingeniería, «me siento feliz de que cada vez se vea a más chicas ingenieras, porque es importante». En este sentido, habló Sara Llena, asegurando que «cada vez somos más mujeres». Y, por último, tanto Pablo Otarola, como Rubén González y Francisco García señalaron sentirse orgullosos de estos premios que recompensan su esfuerzo y les impulsa a seguir mejorando.