'El Hospital Provincial', favorito para alojar a la UAL en el centro

Universidad. Vista aérea del campus universitario de La Cañada de San Urbano. /ALEJANDRO VARGAS
Universidad. Vista aérea del campus universitario de La Cañada de San Urbano. / ALEJANDRO VARGAS

IDEAL estrena sus mesas redondas sobre el 25 Aniversario de la UAL con un tema candente | Cinco actores de la realidad sociocultural de Almería aportan sus puntos de vista en un interesante encuentro

VÍCTOR J. HERNÁNDEZ BRUALMERÍA

Se cumplen 25 años desde que se fundó la Universidad de Almería. Son muchos o pocos, en función de la profundidad histórica que se otorgue a la efeméride, pero sin duda los suficientes como para conocer cuál es hoy el papel que la UAL está jugando y puede jugar en la sociedad almeriense.

La institución ha cambiado como han cambiado los tiempos, pero lo que no lo ha hecho tanto es el viejo debate de cómo incrustarla dentro de una ciudad a la que mira desde su periférica atalaya, a unos siete kilómetros, y en un casco histórico que clama a gritos por la implementación de soluciones que contengan su progresiva inanición, víctima de la 'emigración' hacia otras zonas residenciales, el decaimiento de su comercio, el envejecimiento de su población y, en general, la pérdida de encanto para toda actividad.

IDEAL conmemora estos 25 años de la Universidad de Almería con una serie de mesas redondas que van a ir analizando la evolución y la situación actual de la UAL y que comenzaron esta semana con un encuentro que reunía, en el Hotel NH Ciudad de Almería, a cinco agentes de profunda relevancia en la vida sociocultural de la provincia de Almería.

Apuestan por un centro cultural más que por una facultad o aulario el Centro Histórico

Junto con la vicerrectora de Extensión de la Universidad de Almería, María del Mar Ruiz; el director de Promoción Cultural de la UAL, Blas Fuentes; el catedrático de Historia Económica, Andrés Sánchez Picón; el director del Centro Andaluz de la Fotografía, Rafael Doctor; y la vocal de la Asociación del Casco Histórico, Juana Rivera, IDEAL repasó las claves de esa eternamente pretendida relación entre la principal institución educativa de la provincia y el espacio social y ciudadano con más historia, el hoy muy necesitado y convaleciente casco antiguo de la capital.

Se trataba de avanzar en el 'qué', sin duda, puesto que la ciudad de Almería es hoy muy consciente de que algo ha de hacer con su casco histórico para rescatarlo de la situación de olvido y desdén que sufre en muchos sentidos, pero también del 'cómo', del 'dónde' exactamente, puesto que no terminan de encontrarse demasiados escenarios idóneos para materializar ese 'matrimonio' entre ambos ámbitos; el 'cuándo', puesto que los años pasan a una velocidad de vértigo; y, sobre todo, cuál es exactamente el papel que la Universidad puede jugar en ese 'rescate' que la ciudad parece obligada a protagonizar con su centro antiguo.

Cinco puntos de vista

Como una de las primeras aproximaciones, la vicerrectora María del Mar Ruiz apuntó a «una de las tres 'patas' de la Universidad, que junto a la investigación y la docencia, es la extensión universitaria, para que la propia Universidad crezca y la ciudadanía aproveche lo que ésta le puede ofrecer. Una 'pata' que permite que la UAL ofrezca sus servicios y productos, sus resultados y su carácter divulgativo a la sociedad».

Por su parte, el catedrático Andrés Sánchez Picón añadió que «cuando planteamos estos temas, tenemos la sensación de que la Universidad, para la ciudad, es una especie de ocasión que no se ha aprovechado para revitalizar el tejido urbano. Pero a la hora de las valoraciones, hay que tener en cuenta los datos reales, por ejemplo, los de procedencia de los alumnos, que en una parte importante llegan de otras zonas que no son la capital. El hecho de que las ciudades expulsen de su centro histórico a las universidades no es algo exclusivo de Almería sino habitual. En nuestro caso, ello se une a la falta de edificios señeros que puedan albergar espacios universitarios en el centro. Y obviamente, es un hecho que el campus a siete kilómetros de la ciudad genera problemas de movilidad; por ejemplo, hay que resaltar que una parte importante de la superficie del propio campus esté dedicada a aparcamientos. Todo ello en una UAL que aporta el 5% del PIB provincial según un estudio de José Céspedes, que acoge a 14.000 alumnos, 950 profesores y unos 700 PAS».

En un debate como éste, el punto de vista de la Asociación Casco Histórico era clave y su vocal, Juani Rivera, afirmó que «el establecimiento de la Universidad en el centro beneficia a la ciudad, puesto que fomenta más vida, más actividad cultural y más negocios. Echamos de menos debates, cinefórum, actividades que enriquezcan a la ciudad. Los estudiantes son un factor cultural fundamental, como se demuestra en otros cascos históricos que sí tienen presencia universitaria».

También posee un punto de vista clave un agente cultural de primer orden como Rafael Doctor, director del CAF, que aseguró que «el ejemplo de colaboración entre la UAL y el CAF es importante, es un vuelco de energía porque acerca la institución al eje de la ciudad. Las universidades tienen que estar, como los museos, en las puertas de nuestras casas».

También Blas Fernández, como gestor cultural universitario, participaba sentenciando que «no soy partidario de una facultad en el centro, pero sí de un espacio físico que represente el icono y el movimiento cultural».

Fotos

Vídeos