La UAL constituye un nuevo Claustro que refuerza la figura de Carmelo Rodríguez

El Claustro es un órgano habilitado para tomar decisiones cruciales en la Universidad. /UAL
El Claustro es un órgano habilitado para tomar decisiones cruciales en la Universidad. / UAL

El acto formal se celebrará mañana tras las votaciones que han supuesto la renuncia de Antonio Posadas a la candidatura a rector

J. L. P.ALMERÍA

Mañana, en el Auditorio del campus universitario de La Cañada, tendrá lugar la sesión ordinaria en la que quedará constituido el Claustro de la Universidad de Almería. Sus miembros están convocados a las 9.30 horas. Además de su constitución procederán a la elección de la Mesa del Claustro, de los miembros del Consejo de Gobierno, del Defensor Universitario y se designará una comisión para la elaboración del borrador del Reglamento de Régimen Interno del Claustro. El Consejo de Gobierno estará constituido por veinte representantes del Claustro elegidos por este de entre sus miembros, reflejando la proporción de los distintos sectores que lo componen; y por 15 miembros elegidos por el Claustro, ocho de ellos entre los decanos y directores y el resto entre los directores de Departamento.

Además, el Claustro elegirá al Defensor Universitario de entre los miembros de la comunidad universitaria que cumplan con los requisitos exigidos en los Estatutos de la UAL. Será elegido de entre los profesores permanentes y Personal de Administración y Servicios (PAS) que cuenten con un mínimo de diez años de antigüedad universitaria. La duración de su mandato será de cinco años y podrá ser reelegido por una sola vez.

Para su elección requerirá un quórum mínimo de la mitad de los miembros de derecho del Claustro y obtener el voto favorable de la mayoría cualificada de los dos tercios de los votos emitidos. El Claustro es un órgano muy importante en el organigrama universitario, de hecho podrá convocar elecciones a rector, con carácter extraordinario, por acuerdo adoptado por mayoría de dos tercios de los claustrales y a iniciativa de al menos de un tercio de ellos. Otras de las funciones del Claustro son la de elaborar, aprobar y reformar los Estatutos, debatir la memoria anual de actividades que formule el rector y, en su caso, elevar las propuestas que considere oportunas; elegir a los miembros del Consejo de Gobierno en representación de los distintos sectores del Claustro; aprobar, a propuesta del Consejo de Gobierno, el nombramiento de doctores Honoris Causa por la UAL; elegir al Defensor Universitario, así como el reglamento de concesión de premios, distinciones y honores de la Universidad.

Fue el pasado 20 de marzo cuando en elecciones se eligieron a los 300 miembros del Claustro según la siguiente proporción de representatividad: un 57 % de profesores doctores con vinculación permanente a la Universidad; un 5 % formado por el resto del profesorado; un 2 % será elegido entre personal investigador sin función docente; un 23 % lo compondrán estudiantes y un 13 %, personal de administración y servicios, elegidos por dicho personal. Estas elecciones al Claustro han tenido, además, influencia en las próximas votaciones al Rectorado, con la renuncia por parte del catedrático Antonio Posadas que considera «inviable» poder ser el nuevo rector a la vista de los resultados obtenidos. Entre el PDI, por ejemplo, Carmelo Rodríguez casi triplicó los votos de Posada que lo acepta como «demócrata convencido».