Ual | Cursos De Verano

La UAL clausura el curso sobre la capitalidad gastronómica con una cata de productos típicos de la provincia

La UAL clausura el curso sobre la capitalidad gastronómica con una cata de productos típicos de la provincia
El Curso de Verano 'La capitalidad gastronómica como fenómeno global. Almería 2019' se dio por terminado en la mañana de ayer
ROCÍO TALAVERÓNAlmería

Lo hizo dedicando buena parte de la jornada de clausura a dos de los productos más demandados y característicos de la gastronomía almeriense: el aceite y el jamón del municipio de Serón.

Tras un desayuno saludable, Pablo Fuente Burges, el chef jefe de cocina de la Taberna Bacus, se encargó de dirigir un taller-demostración sobre las 'Cocinas del mundo con producto almeriense' que consistió en elaborar una serie de platos internacionales con la peculiaridad de que todos los productos que se utilizaron eran originales de la provincia de Almería.

José Rosell Moro, gerente de VACUM Carnes de Lujo, le habló a los estudiantes sobre la presencia de las carnes de alta gama en la dieta mediterránea con una ponencia titulada 'Las carnes de alta gama también participan en la dieta mediterránea. Importancia del producto, la maduración y la trazabilidad'. Y, justo después, se procedió a la correspondiente entrega de diplomas a los alumnos que han participado en las actividades del curso de verano durante los tres días en los que se ha desarrollado.

La presidenta de la Asociación Provincial de Almazaras de Asempal, Mariola Hidalgo, fue la encargada de hablar en la primera ponencia de la mañana sobre los aceites de la provincia de Almería y de su gran proyección internacional, poniendo en valor que «lo importante para tener un buen virgen extra es que el fruto esté sano, no caiga al suelo y la recolección sea muy rápida», a lo que añadió que «las explotaciones de Almería, al ser pequeñas, permiten que la recolección se mecanice y se cuide el fruto».

Por otro lado, quiso poner en valor el clima tan favorable que se disfruta en la provincia de Almería, ya que se puede aprovechar el mayor número de horas de sol al año de Europa con la gran ventaja de no tener temperaturas agresivas.

En cuanto a la producción, Hidalgo aseguró que en los últimos 20 años la producción del aceite de Almería se ha incrementado en un 200% y que, actualmente, el 90% de la producción es de aceite de oliva virgen extra, que presume de ser el aceite de mayor calidad.

Además de cómo se extreman los cuidados en el momento de la recolección y el excelente clima del que se disfruta en la zona, otro de los factores que quiso recalcar Hidalgo durante su intervención para argumentar que el aceite almeriense esté dotado de tanta calidad fue «el mimo que se le da en las almazaras». Comentó que «en la provincia hay 32 almazaras y de ellas sólo cinco son cooperativas», por lo que, según la presidenta de la Asociación de Almazaras de Asemapl, «esto pone de manifiesto el valor que los responsables de las almazaras en la calidad del producto».

Pese a que este curso de verano de la Universidad de Almería se ha dedicado a la designación de la capitalidad gastronómica, no es la primera vez que la amplia oferta educativa de estos seminarios incluye esta temática. Con este, ya es la cuarta vez que la Universidad decide apostar por la gastronomía como tema principal de un curso de verano, cosechando éxitos en todos y cada uno de ellos.

Por su parte, Tomás Lorenzana, profesor y codirector del mismo, explicó que «el feedback que estamos recibiendo de los ponentes y de los participantes es que están encantados con el curso, con la calidad de ponentes y de los productos».