Se sientan en mitad de la calle para protestar por un "ruido infernal" en El Quemadero