El único edil de Ciudadanos dirimirá la guerra entre 'pedristas' y 'susanistas' en Vélez-Blanco

El único edil de Ciudadanos dirimirá la guerra entre 'pedristas' y 'susanistas' en Vélez-Blanco

Si apoya a PSOE o a Comprometidos con Vélez-Blanco, les dará el Gobierno; si se abstiene, provocará que gobiernen los socialistas

MIGUEL CÁRCELES

Se llama Pedro Luis Díaz y venía ejerciendo como concejal portavoz del partido independiente PVB en el Ayuntamiento de Vélez-Blanco. Y tras cuatro años como jefe de la oposición al gobierno monocolor de Antonio Cabrera Gil (PSOE), será, ahora desde las filas de Ciudadanos, el que ponga un nuevo alcalde en uno de los pueblos más bonitos de toda la provincia de Almería. Por acción o por omisión, Díaz decidirá quién recoge el bastón de mando en un ayuntamiento en el que el PP ha desaparecido por completo. Pero además, dirimirá viejas rencillas internas dentro de las filas socialistas ya que tanto unos como otros, vienen del mismo seno.

El PSOE, con su lista, fue vencedor de las elecciones el domingo con 495 votos, 78 votos más que sus competidores de Comprometidos con Vélez-Blanco. Pero ambos obtuvieron el mismo número de escaños, cuatro en un ayuntamiento de nueve. Sólo la suma de Cs permitiría a cualquiera de ellos gobernar con una plácida mayoría absoluta: el escaño de Luis Díaz. Pero si optara por una especie de huelga de brazos caídos y se abstuviera, daría de forma automática la alcaldía al partido con más votos populares, esto es, el PSOE.

Pedro Luis Díaz fue elegido hace cuatro años por una lista independiente

Fuentes de Ciudadanos advierten de que cuando lleguen al río, cruzarán el puente. Siguiendo las directrices ofrecidas por la formación a nivel nacional, no será hasta que un organismo interno estudie el caso, que tomarán una decisión. Y, hagan lo que hagan, serán los que entreguen el bastón de mando al nuevo regidor de este municipio velezano.

Comprometidos con Vélez-Blanco, una candidatura independiente surgida recientemente, tiene su origen en las rencillas internas de la formación en dicho municipio. Dos candidaturas, una 'pedrista' y otra 'susanista', se enfrentaron en una asamblea. Ganó la 'susanista'. Y los 'sanchistas' acabaron abandonando -algunos- el barco. La cuestión es que ahora las posturas entre el PSOE y Comprometidos con Vélez-Blanco no parece que puedan converger pese a que, juntos, sumarían ocho de los nueve concejales del Consistorio: ampliaría la ya rotunda mayoría absoluta con la que ha gobernado Cabrera Gil en los últimos años. Y sin embargo, un tercer en disputa, Díaz, será quien tenga que inclinar la balanza hacia un lado o hacia otro.