El Seprona investiga vertidos al mar de la fábrica de biodiésel de Carboneras

Vídeo del vertido en el mar en Carboneras. / IDEAL

Existe otra causa penal abierta en los juzgados de Vera por un supuesto delito de daños a las instalaciones de la desaladora por vertidos previos de esta empresa

EFECARBONERAS

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha incoado diligencias de investigación tras constatar que una empresa dedicada a la producción de biodiésel estaba vertiendo aceites residuales vegetales al mar cerca del puerto de Carboneras (Almería).

Sergio López, teniente jefe de Sección del Seprona de la Comandancia de Almería, ha explicado a Efe que la Autoridad Portuaria denunció el pasado sábado por la mañana que dicha empresa estaba realizando dichos vertidos en una playa cercana al puerto, por lo que una patrulla del Seprona se trasladó hasta el lugar.

«Se constataron los hechos, se levantó un acta y se requirió a las autoridades portuarias que habían tomado muestras que las aportasen para inicial una investigación penal y administrativa, con la finalidad de remitirlas al organismo competente para ver la afección y daños producidos al medio marino», ha dicho.

Ha señalado que se trata de sustancias de «naturaleza oleosa» y que a lo largo de este año se han producido varias fugas de este fluido, si bien «es la primera vez que llega al mar» porque hasta el momento «se habían quedado en otra empresa que hay en un punto más bajo», en este caso una desaladora de agua.

Así, ha indicado que se han iniciado diligencias de investigación criminal por un posible delito contra el medio ambiente tipificado en el artículo 325 del Código penal, ante la supuesta afección al medio marino que podría haberse producido.

Ha añadido que el vertido duró algo más de una hora y que se solicitó a la Autoridad Portuaria que tomase muestras «inmediatas» de la mayor cantidad posible de esta sustancia para una vez sea judicializada la causa en los juzgados de Vera (Almería), pueda contarse con un informe de laboratorio que analice este producto y valore los daños causados o que podría haber causado.

El Seprona cuenta también con un reportaje fotográfico y el teniente aclara que será preciso acreditar el presunto delito, con el condicionante de que para que se produzca debe existir un «daño sustancial», o si finalmente corresponderá una sanción administrativa por parte de la autoridad competente.

Fuentes próximas al caso han señalado a Efe que existe otra causa penal abierta en los juzgados de Vera, en este caso por un supuesto delito de daños a las instalaciones de la desaladora por vertidos previos de esta empresa.

Fotos

Vídeos