Piden 7 años de cárcel por coacciones a una alumna para el profesor británico acusado de abusar de ella en Almería

Palacio de Justicia, sede de la Audiencia Provincial de Almería. :/R.I.
Palacio de Justicia, sede de la Audiencia Provincial de Almería. : / R.I.

El acusado fue arrestado en Alemania después de que presuntamente presionase a la menor para que retirase la denuncia contra él

EFEALMERÍA.

La Fiscalía Provincial de Almería ha solicitado siete años y medio de prisión para el profesor detenido en noviembre del 2016 acusado de abusar sexualmente de una alumna de 15 años a la que daba clase en un centro de enseñanza privado de Roquetas de Mar, por, presuntamente, coaccionarla para que retirase la denuncia.

La calificación recoge que el 22 de diciembre de 2017, la Audiencia Provincial de Almería dictó un auto por el que se prohibió al acusado, C.T., aproximarse a menos de 500 metros de dicha estudiante, así como salir del territorio nacional. A pesar de ello y «haciendo caso omiso» de dichas prohibiciones, cuando C.T. cesó su situación de preso preventivo retomó el contacto telefónico y por redes sociales con la muchacha. «Con claro ánimo manipulador, colgó fotos de sus hijos junto a preguntas dirigidas a la misma, tales como «¿no te dan pena por lo que están pasando?», así como imágenes de ellos dos juntos y comentarios sobre su relación», dice el fiscal, que añade que C.T. pretendía que la víctima se retractase para ser exonerado.

Afirma que, «conocedor de la influencia» que tenía sobre ella, también la «presionó» para que escribiese una carta en la que contaba que eran sus padres los que la habían obligado a denunciarlo, diciéndole que si no lo hacía no volvería a verlo y poniéndose «agresivo si la menor no atendía a lo que decía». Esta situación de «hostigamiento» se prolongó durante varias semanas hasta que finalmente la adolescente escribió la carta y grabó un vídeo de «idéntico contenido» en marzo y febrero de 2018, respectivamente.

Traslado a Alemania

La Fiscalía mantiene que a pesar de los esfuerzos de la menor para continuar su vida con «normalidad» y fuera de la «influencia» de C.T. en una localidad de Alemania, éste siguió contactando con ella hasta convencerla para encontrarse en una localidad de Alicante, donde permanecieron del 24 al 27 de mayo de 2018, día en el que llegaron en autobús a Roquetas de Mar. Esto provocó que la menor se viese «obligada a dejar definitivamente a su familia, sus amigos y su entorno habitual» en Roquetas de Mar y refugiarse de nuevo en Alemania. Sin embargo, tras los «frustrados» intentos de contactar con ella a través de Instagram y averiguar su paradero, C.T. se presentó en el pueblo germano en el que se encontraba.

Una vez allí se subió tras ella en un tren, la cogió la de la mano y «con claro ánimo amedrentador» le dijo que «si no estaba con él, se suicidaría». La adolescente se bajó del tren ante el temor de que «pudiera hacerle algo» para no quedarse a solas con él, que la «siguió una vez más recriminándole que tenía muchos problemas en España» y pidiéndole que le quitase la denuncia.

Finalmente, la menor logró hablar con su madre y ésta contacto con la policía alemana, que detuvo a C.T. Por estos presuntos hechos, C.T. se encuentra acusado por tres delitos de quebrantamiento de medida cautelar, un delito de obstrucción a la justicia y otro de coacciones agravadas en el ámbito de la violencia sobre la mujer, por los que se enfrenta a un total de 7 años y medio de prisión, el pago de una multa, cinco años de alejamiento a 1.000 metros, y 3.000 euros de indemnización.

C.T. se enfrentará también en otra vista a 12 años de prisión por los abusos presuntamente cometidos a esta menor y ha sido denunciado además por abusos por una prima de ésta.