Un muerto de 25 años y dos hermanas, unas niñas pequeñas, heridas graves en un accidente de tráfico en Alcolea (Almería)

Un muerto de 25 años y dos hermanas, unas niñas pequeñas, heridas graves en un accidente de tráfico en Alcolea (Almería)

Las menores, que tienen dos años y unos meses de edad, respectivamente, permanecen en la UCI de Torrecárdenas | Una de ellas está estable y la otra pendiente de evolución

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

Un terrible accidente de tráfico dejaba sin vida esta madrugada a un joven de 25 años cuando conducía un monovolumen y obligaba a ingresar en la UCI Pediátrica a dos niñas pequeñas, hermanas, una de apenas unos meses y otra de dos años de edad.

Ocurrió en torno a la una en el kilómetro 72 de la A-348, vía que une las localidades de Cherín y Alcolea, en plena Alpujarra almeriense. Por causas que se desonocen, el vehículo se salió de la vía, quedando atrapados en el interior sus ocupantes.

Hasta el lugar, alertados por el servicio de Emergencias 112 de Andalucía, se trasladaron efectivos de Guardia Civil, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES 061) y los Bomberos provinciales, que acudieron desde los parques de Almería, Poniente Almeriense y Cádiar.

Según el relato de uno de las personas presentes en esta noche «para olvidar», el conductor «falleció en el acto» y una de las niñas «salió despedida del coche», siendo hallada en la carretera junto al mismo. La otra hermana estaba «atrapada en la parte trasera» del monovolumen, en estado «inconsciente» y sentada en la obligatoria silla de retención ifantil.

Uno de los agentes de la Guardia Civil de Dalías, especifica el citado testigo de los hechos, la «liberó y la sacó del vehículo» para llevarla «en brazos hasta la ambulancia» en la que sería trasladada, como también se hizo con su hermana, hasta el Hospital Universitario de Torrecárdenas de la capital almeriense.

Ambas menores, heridas de carácter grave tras el accidente, han ingresado en la UCI Pediátrica del centro hospitalario durante la jornada de hoy. Allí, una de ellas permanece estable mientras que la segunda se encuentra en estado «grave» y «pendiente de evolución», según han indicado fuentes sanitarias.