En manga corta y en busca de la lotería de Navidad

Un matrimonio, comprando dos meses antes lotería de Navidad en la administración./
Un matrimonio, comprando dos meses antes lotería de Navidad en la administración.

Faltan más de dos meses para el sorteo y los almerienses ya buscan la suerte en los décimos | La ilusión por comprar lotería aun vistiendo ropa de verano está presente entre todos los que adquieren un número para ganar el 'Gordo'

NEREA ESCÁMEZALMERÍA

No importa que sea verano, no importa la fecha, porque lo importante es tener los décimos de lotería para el sorteo que reparte la ilusión en forma de dinero a los españoles, el sorteo de Navidad cada vez está más cerca y las administraciones de lotería ya reciben a los ciudadanos en busca del ansiado número que esperan que «sea el agraciado» del sorteo. Según los datos, en Andalucía, cada andaluz jugará una media de 49,60 euros. Pero, ¿cuánto se jugará en Almería? El territorio almeriense es de las provincias andaluzas donde, actualmente, se invierte más para buscar la alegría que cada año deja el 'Gordo' de Navidad en distintas partes del país. Con una media de 66,26 euros por habitante, los almerienses se sitúan en el segundo lugar, ya que en el primero se encuentra Granada con 66,53 euros.

Si hablamos de suerte, Almería, en los últimos años ha recibido grandes alegrías a modo de premio. Roquetas de Mar fue el municipio que en 2015 se vio con el 'Gordo' reflejado en la pantalla, una suma importante de dinero se destinó allí ayudando a personas que, seguramente, lo necesitaban. En cuanto a la capital, desde 1896 no ha caído ningún premio, pero en El Ejido cayó dos veces, primero en 2002 y después en 2012; y en Tíjola sucedió en 2007.

Cuando llega la lotería de Navidad todos queremos que toque 'nuestro' número, pero la cruda realidad es que todos (los 100.000 que hay en el bombo) tienen las mismas probabilidades de salir premiados cada 22 de diciembre.

Fulgencio Llorca, con 70 años, compra en la administración de San Nicolás, en el Paseo de Almería, y su ilusión es «que le toque el 'Gordo'». Tan sólo lleva «3 o 4 décimos de media para el sorteo» y tajantemente, afirma que «al enemigo ni agua» porque no comparte «con nadie» sus números. Ni siquiera con los hijos. «Si me toca la lotería, desaparezco sigilosamente», explica seriamente mientras enseña los números que ha comprado. «Son números que compro siempre, son correlativos y me gustan», dice. «Pero no tengo ninguna manía con los números en especial», añade.

Mercedes García también cuenta que lleva 30 años yendo a la administración y lleva siempre el mismo número. «Sólo llevo dos décimos compartidos con cuatro personas», y además se sincera y admite que «no compra más lotería, solo cuando tiene que ayudar con algún colegio». Un matrimonio, también se acercó a adquirir sus décimos. «Juego muchísimos décimos, desde el verano ya estamos comprando, incluso si vamos a un bar y vemos lotería, mi mujer y yo lo compramos, no perdemos la ilusión de que nos toque», admite Juan mientras paga sus décimos. «Aunque quede bastante para el sorteo, esta es la ilusión porque llegue porque en los meses previos movemos lotería, sea compartida o no», dice.

«Siempre jugamos muchos números», comparte su mujer entre risas porque «¿si no se juega como va a tocar? La probabilidad está ahí, y nos gusta jugar aunque compartamos los décimos con la familia y amigos del trabajo», explica Ana. Paco Fernández también se acercó a la administración a adquirir sus décimos de lotería de Navidad, «es demasiado pronto para comprarlos pero es la costumbre», dice entre risas. «Nunca compro los números raros ni feos, porque no me gustan, es una manía que tengo», aclara.

Lidia Montalbán, sin embargo, va a la administración Duende Verde desde que la abrieron hace 13 años, «vengo aquí de siempre y ahora compro la lotería, porque me gusta ir cogiendo cada vez que la veo», explica. «Gasto muchísimo dinero desde que se empieza a vender hasta final de noviembre», revela. «Pero siempre con ilusión y esperanza de que algún día caiga mi número», concluye.

Isabel Fornieles, también compra en la administración desde que la abrieron y cuenta que «solo llevo dos números, terminados en 19 y 62» porque «son cosas señaladas y tengo manía con esas terminaciones», admite.

Maite y María José Robles son dos hermanas que también compran lotería en la zona y cuentan que «no hay manías con ningún número, ni siquiera los feos, el que nos ofrecen lo cogemos porque no podemos decir que no si lo tenemos delante», explica Maite. «Siempre comparto con las amigas de mi trabajo, es una tradición aunque en casa también llevo sola», cuenta. Por otro lado, María José cuenta que «en total se juntan con 25 o 30 décimos en casa» aunque «comparten y también hay décimos solos», dice. «Suelo llevar uno que es la fecha de nacimiento de mi hijo o por ejemplo, recientemente he comprado el 45.058, es un número que siempre llevo porque lo tenemos en la peña del F.C. Barcelona donde soy socia», expone.

Porque cuando se habla de lotería, a los almerienses no les importa la fecha, ni el lugar, lo importante es la ilusión del Sorteo de Navidad.

Fotos

Vídeos