Limpian 13.000 imbornales en la capital ante la previsión de lluvias para evitar inundaciones

R. I.ALMERÍA

El Ayuntamiento de Almería, a través de Aqualia, empresa concesionaria de la gestión integral del agua en el término municipal, realiza durante todo el año labores de limpieza de redes de saneamiento e imbornales, tarea que se ha intensificado en las últimas semanas ante la previsión de lluvias, lo que ha permitido limpiar más de 13.000 imbornales y cerca de 2.000 acometidas domiciliarias de colectores de saneamiento.

La concejala de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos, que supervisó ayer el trabajo de una de las unidades de limpieza, destacó que desde el Ayuntamiento «somos conscientes de la necesidad de que las rejillas las alcantarillas estén desatascadas para evitar así encharcamientos e inundaciones en las calles y es lo que hacemos durante todo el año». No obstante, advirtió de que si las lluvias son excesivamente torrenciales, con descargas de mucho agua en muy poco tiempo, es imposible que las tuberías tengan capacidad suficiente para tragar inmediatamente el agua».

El objetivo es extraer los residuos que se acumulan dentro y que dificultan la recogida de agua en los días de lluvia, una tarea que no es sencilla en Almería «debido a las propias condiciones climatológicas, con mucho viento y poca lluvia, lo que facilita la acumulación de residuos», por lo que junto a la labor municipal de limpieza permanente pidió también la colaboración ciudadana.