La Junta mantiene en el aire el tramo de la autovía del Almanzora entre Baza y Fines

Sánchez, acompañada de la mayor parte de los delegados, ayer, en la rueda de prensa en la que dio a conocer los presupuestos autonómicos./R. I.
Sánchez, acompañada de la mayor parte de los delegados, ayer, en la rueda de prensa en la que dio a conocer los presupuestos autonómicos. / R. I.

El Gobierno compromete la conexión de la vía con la A-7 pero evita hablar del resto: «No podemos hacer en tres meses lo que no se ha hecho en 35 años»

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELESAlmería

La A-334, la Autovía del Almanzora, volverá a estar en obras este año. La pretensión gubernamental es que las máquinas comiencen por el tramo entre El Cucador (Zurgena) y La Concepción (Huércal-Overa), el tajo que sacó a licitación el anterior gobierno pocas semanas antes de las elecciones autonómicas de diciembre y que costará unos 39,4 millones de euros. Además, el Gobierno bipartito de PP y Cs mantiene su compromiso de que en pocos meses también se licite el tramo entre La Concepción y el enlace con la Autovía del Mediterráneo (la A-7). En total, siete kilómetros y más de 70 millones de euros en obras.

Sin embargo, y por el momento, no hay más decisión tomada. Esto es: pese a haber sido un fetiche político arrojadizo, de momento la autovía no tiene visos de ejecutarse al completo y tal y como venía diseñada, entre Baza y Huércal-Overa. «Primero vamos a hacer entre El Cucador y La Concepción, lo siguiente entre La Concepción y la A-7. Y después, después ya veremos», indicaba ayer, en rueda de prensa, la delegada del Gobierno andaluz en la provincia de Almería, la popular Maribel Sánchez. «La autovía se concibió como un todo, pero hay que ser realistas. No podemos hacer en tres meses lo que no se ha hecho en 35 años», subrayó.

El Gobierno andaluz trabaja en una revisión del Plan de Infraestructuras para la Sostenibilidad del Transporte en Andalucía (plan Pista) hasta 2027 que ahonde en la colaboración público-privada y que se marca como objetivo estratégico una movilidad sostenible basada en los desplazamientos a pie, en bicicleta y el transporte público colectivo. Durante la campaña electoral, tanto el PP como Cs insistieron en poner la Autovía del Almanzora como el ejemplo de la «mala gestión» del PSOE al frente de la Junta. «Será un Gobierno del PP el que haga la autovía del Almanzora, que lleva más de 32 años de retraso», indicaba a finales de noviembre la ahora delegada Sánchez. En una rueda de prensa ofrecida ayer en la sede del Gobierno andaluz en Almería, Sánchez dio a conocer los proyectos «prioritarios» del bipartito conservador en este primer tramo de legislatura y calificó el proyecto de cuentas públicas entregado ayer mismo por el Ejecutivo al Parlamento andaluz como «el más social de la historia».

La circunvalación de Berja y la conexión entre Vera y Garrucha, prioridades en obras

Tal y como avanzó este diario en su edición del sábado, las cuentas autonómicas incluyen partidas para culminar las obras del Materno Infantil y dotarlo de mobiliario, para avanzar en la ejecución del ambulatorio de la Casa del Mar, adaptar el proyecto de Hospital de Roquetas de Mar a la nueva normativa o implantar -tal y como estaba previsto desde el pasado año- en Torrecárdenas un servicio de última generación en detección de enfermedades oncológicas: PET-TAC.

Eso sí, no son tan detalladas las partidas para otros servicios como los educativos -se está trabajando en la redacción de un plan de infraestructuras educativas para los próximos siete años- o en materia de carreteras. «Está detallado el 30% del presupuesto, el resto no está provincializado. Pero sí que sabemos qué quieren hacer los consejeros con él», defendió Sánchez. Por ejemplo, relanzar las obras en la conexión entre Vera y Garrucha o en la circunvalación de Berja -en donde se encontraban paradas desde hace aproximadamente una década-. «Hay que tener en cuenta además que son unos presupuestos que se han hecho en un tiempo récord y para los próximos seis meses», insistía Sánchez. Está previsto que se sometan a aprobación definitiva en el Parlamento el próximo 18 de julio, si bien sus principal apoyo parlamentario, Vox, ya anunció ayer que presentará una enmienda a la totalidad del proyecto al considerarlo continuista con las cuentas que venía presentando hasta el momento el PSOE en la Cámara autonómica.

Sánchez, que compareció acompañada por cinco de los delegados territoriales del Gobierno en Almería -el sexto, el de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, José Luis Delgado, excusó su ausencia por motivos de agenda- subrayó que las políticas de salud, educación y dependencia serán las básicas en el presupuesto y en la prioridad gubernamental. No en vano, son las principales competencias asumidas por la Junta. Pero sumó una cuarta: agricultura. Y sobre ella remarcó que sólo en materia hidrológica se han incluido obras por valor de 55 millones de euros para ejecutar en este año contable. Entre ellas está la segunda fase de la restauración del río Adra, pero también obras en las depuradoras de Antas, Cuevas del Almanzora, María, Guainos (Adra), Cabo de Gata (Almería), Laroya y Cantoria, además de otras de mejora en la presa de Cuevas del Almanzora y en el canal de Benínar.

Estudio de otra desaladora

Además, la Junta mantiene la intención de estudiar la viabilidad de construir una segunda desaladora en Palomares, demandada por los regantes. Lo hará pese a que Acuamed ya dispone de una que costó 88 millones de euros construir (la inutilizada por la riada de 2012 y que ahora el Gobierno quiere rehabilitar) y de que está previsto que se amplíe la capacidad de la de Carboneras de los 40 hectómetros cúbicos a los 98 finales. El documento, que contratará la Consejería de Agricultura, pretende detectar si la demanda de agua en las comarcas del Levante y Almanzora es tal como para requerir de mas suministro. Y en el caso de que así fuera, determinar qué caudales son necesarios. Cabe recordar que el Levante Almeriense también se beneficia del agua que produce la desaladora de Águilas (Murcia), Concretamente, 1,5 millones de metros cúbicos para los regantes del área de Pulpí.

El gobierno encargó un anteproyecto para observar qué debe hacer para volver a poner en servicio la desaladora de Acuamed en Palomares. El documento debe estar culminado este mes de agosto. Se estima que la obra podría costar unos 30 millones.