Grupo Cajamar dispone 350 millones de euros para apoyar al sector citrícola

Un productor recolecta naranjas en una explotación del interior de la provincia./IDEAL
Un productor recolecta naranjas en una explotación del interior de la provincia. / IDEAL

La entidad habilita dos líneas de financiación con el fin de ayudar a estos productores que viven una profunda crisis en la actual campaña

JOSÉ ESTEBAN RUIZAlmería

El sector agrícola dedicado a la producción de cítricos, principalmente los agricultores con explotaciones en cultivo de naranja y mandarina están atravesando una de las peores campañas que recuerden, con precios muy bajos en origen, soportando una competencia de países terceros en territorio comunitario que provocó, desde finales del pasado año, que muchos profesionales optaran por no recoger el producto debido a la baja rentabilidad.

Ante ello, una entidad ligada al campo como es banca cooperativa Cajamar, informó de su decisión de disponer unas líneas de financiación especiales para «apoyar a los productores del sector citrícola ante la grave crisis que está padeciendo», señalaron en Cajamar.

En concreto, explicaron desde la entidad financiera, las cajas rurales integradas en el Grupo Cooperativo Cajamar ponen a disposición del sector dos líneas de financiación especiales.

La primera de ellas, «por importe de 100 millones de euros, es una línea de circulante a un plazo de cinco años, en condiciones muy sensibles a la realidad por la que están pasando hoy los productores». La segunda consiste «en una línea de financiación por importe de 250 millones para acometer reconversiones varietales sobre aquellos cultivos de cítricos con difícil salida comercial, de acuerdo a los planteamientos que están haciendo las organizaciones de productores, cooperativas y empresas agroalimentarias».

La citricultura ocupa en España más de 300.000 hectáreas y más de 125.000 agricultores, especialmente en la Comunitat Valenciana, Andalucía, Murcia y Cataluña. En Almería, dentro del conjunto dentro del sector citrícola andaluz, tiene un peso específico, que aumenta en el caso de su cultivo ecológico.

«Es uno de los sectores más importantes de la agricultura española, con un valor anual de la producción de más de 2.500 millones de euros, que equivale al 5 % de la producción de la rama agraria; y además tiene una clara vocación exportadora, destinándose al exterior más de la mitad de la producción nacional, detallaron en Banca Cooperativa Cajamar. En este sentido, Roberto García Torrente, director de Innovación Agroalimentaria del Grupo Cajamar, explica que «estamos convencidos de la capacidad competitiva del sector citrícola y apoyamos, mediante nuestra actividad financiera y con los trabajos de investigación y estudios, su adaptación a las nuevas demandas de los mercados».

La situación de «extrema gravedad» como definieron en diferentes momentos de la campaña las organizaciones agrarias al referirse a lo que están padeciendo los citricultores esta temporada llevó, por ejemplo a Asaja y UPA a movilizarse. Incluso es motivo de debate en la Consejería de Agricultura, donde su titular, Carmen Crespo, se reunió con el sector para acordar medidas.