Excluidos de Las Cuatro Vegas se indignan con la «pasividad de la Junta de Andalucía»

Los regantes califican de «desidia y dejadez» la actitud mostrada por el Gobierno andaluz al atender la situación en la que se encuentran

J. E. R.ALMERÍA

El colectivo de regantes que quedó excluido de la concesión de agua de la Comunidad de Regantes Las Cuatro Vegas denunció públicamente, a través de un comunicado, «la desidia y dejadez mostradas por la Junta de Andalucía, tanto en la figura de su presidenta Susana Díaz, como de los delegados provinciales de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural y Medio Ambiente, quienes no se han interesado en ningún momento por la situación de desamparo en la que han quedado alrededor de 200 agricultores que cultivan en 500 hectáreas de las zonas de Los Trancos, Retamar y Coto Espinosa. Negándole el uso del agua depurada y abocándolos al empleo de agua procedente de otros recursos hídricos, lo que encarecerá aún más los costes que de por sí ya son elevados para poder sacar adelante su explotación agrícola», explicaron estos regantes.

Según su versión, nadie de la Junta «se ha preocupado por la situación en la que quedábamos al perder los derechos para poder utilizar el agua depurada. De hecho, muchos de estos agricultores, cuyo único sustento familiar es la producción, no tenían posibilidad económica para hacer frente al incremento de costes del agua que podía utilizar, y han tenido que acudir al banco y endeudarse aún más, para continuar con su medio de vida. La poca coherencia y sensatez mostrada por la Administración andaluza está poniendo en riesgo la subsistencia de centenares de familias».

Estos agricultores consideran «una provocación que la presidenta de la Junta de Andalucía vaya a hacerse la foto la semana que viene con José Antonio Pérez, una persona cuya gestión ha sido y está siendo muy cuestionada al frente de la Comunidad de Regantes Las Cuatro Vegas, quién incluso tiene recurrida en vía administrativa y pendiente de resolución, la Junta General Ordinaria de 24 de julio de 2018 en la que se proclamó como presidente de Las Cuatro Vegas». Igualmente, recordaron, «Pérez tiene abierto un procedimiento penal habiendo sido imputado por diferentes delitos como consecuencia de su gestión en la comunidad de regantes».