Evalúan el Cabo de Gata para revalidar su declaración como geoparque

Minas de oro de Rodalquilar./IDEAL
Minas de oro de Rodalquilar. / IDEAL

Los evaluadores han valorado la colaboración con los empresarios locales para su desarrollo sostenible

A. M.

El Geoparque Mundial de la Unesco Cabo de Gata-Níjar se ha sometido entre el 2 y el 4 de julio a una auditoría de la Red Europea y Global de Geoparques para tramitar, en caso de que los resultados sean favorables, su revalidación.

El resultado definitivo se conocerá el próximo mes de septiembre durante la reunión del Consejo de Geoparques Unesco en Indonesia, según ha indicado la Junta en una nota, en la que la delegada territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en Almería, Aránzazu Martín, ha indicado que «el proceso de evaluación ha consistido en un completo estudio del grado de cumplimiento y mejora de los objetivos marcados por las redes Europea y Global de Geoparques».

El proceso comenzó en Rodalquilar con una reunión como primera toma de contacto entre evaluadores y representantes de la Dirección General de Medio Natural, Biodiversidad y Espacios Protegidos, y de la Delegación territorial de Almería. Tras este encuentro, se expusieron los principales valores de Cabo de Gata-Níjar como geoparque y se visitaron los parajes de La Amatista, la Isleta del Moro y la mina de oro de Rodalquilar.

El proceso comenzó en Rodalquilar y se visitó La Amatista, la Isleta y la mina de oro

«Los auditores destacaron la mejor visibilidad y el esfuerzo de Cabo de Gata-Níjar para seguir colaborando en el trabajo en red de los geoparques globales de la Unesco», tal y como ha explicado la delegada territorial tras la reunión mantenida al finalizar las visitas.

La jornada de trabajo ha contado además con varias entrevistas que les permitieron conocer las actuaciones realizadas durante los últimos años y visitar las empresas locales asociadas al espacio protegido. Ello les brindó la oportunidad de practicar actividades como una georruta submarina en la playa de Los Escullos, una visita al punto de interés geológico (geositio) de La Isleta del Moro, un paseo por el sendero Vela Blanca y otra visita a equipamientos de uso público como el ecomuseo La Casa de los Volcanes, en Rodalquilar, o el punto de información turística de San José.

El objetivo de esta «intensa programación» ha sido «mostrar a los evaluadores el trabajo realizado como geoparque y los resultados en educación, gestión y desarrollo de la implicación de la población local con la figura de protección», ha señalado Martín.

La auditoría incluyó una reunión a la que fueron invitadas empresas colaboradoras del parque natural y administraciones locales. En ella, el equipo de evaluadores destacó la colaboración del geoparque con empresarios locales en el impulso al desarrollo sostenible, sobre todo, fuera de la época estival, permitiendo la desestacionalización de la actividad turística. Del mismo modo, destacaron la implicación de las tres administraciones locales en apoyar y fomentar un desarrollo turístico sostenible capaz de proteger los valores que alberga el espacio protegido.

El Parque Natural Cabo de Gata-Níjar entró en 2001 a formar parte como miembro de pleno derecho en la Red de Geoparques Europeos, así como en la Red Global de Geoparques. En 2006 se designó al Geoparque de Sierras Subbéticas y a ellos se les unió en 2011 el Parque Natural Sierra Norte de Sevilla. En el año 2015, fecha en la que los Estados miembro de la Unesco ratificaron los nuevos estatutos, se aprobó legalmente la nueva etiqueta de Geoparque Mundial de la Unesco.