Diputación activa el protocolo de invierno en las carreteras por el frío

Diputación activa el protocolo de invierno en las carreteras por el frío

Medio centenar de efectivos y maquinaria durante el día para la limpieza de la red viaria de los efectos de hielo y lluvia

M. C. Callejón
M. C. CALLEJÓNALMERÍA

La Diputación Provincial de Almería ha activado, con motivo de la bajada de temperaturas y la primera masa de aire frío que entra en el país, el protocolo invernal para el mantenimiento de la Red Provincial de Carreteras. Un total de 53 personas, las brigadas y maquinistas de la institución provincial, así como un posible refuerzo externo, están en alerta para dar respuesta a las incidencias que se puedan dar en alguno de los 1.200 kilómetros de carreteras, así como para limpiar la red viaria de la provincia.

El dispositivo cuenta con 6 palas provistas de cadenas y 6 motoniveladoras provistas de cadenas distribuidas en el territorio provincial, 2 retro mixtas provistas de cadenas y cuchilla quitanieves, 2 camiones de carga de sal para su distribución sobre calzada distribuidos en zona sur y zona norte provincial, 2 furgonetas de transporte de peones, 10 vehículos para gestión y traslado a los lugares de trabajo y otros diez para vigilancia de la red, 1 mini retro y barredoras para limpieza de calzada, 2 'dumper' para limpieza y 6 almacenes permanentes de sal,a demás de varios provisionales.

El diputado de Fomento, Óscar Liria, ha explicado que el objetivo del Plan de Vialidad Invernal 2019-2020 es establecer un protocolo de actuación y de comunicación en casos de emergencia y en aquellos en los que pudiera verse afectada la circulación de los vehículos en la Red Provincial de Carreteras de la Diputación de Almería por causas como lluvias, hielo, nieve, accidentes o situaciones de graves daños en elementos funcionales de la vía.

«La finalidad de este dispositivo es garantizar la vialidad en condiciones de seguridad y fluidez en la red a la mayor brevedad posible, informando al mismo tiempo a los usuarios de posibles condicionantes a la circulación. Este protocolo pretende por tanto dar respuesta rápida y eficaz a las situaciones de riesgo en las carreteras de competencia de la Diputación de Almería, incluidas las producidas por causas meteorológicas adversas como hielo y nieve. De este modo, evitamos y minimizamos las molestias a los vecinos y vehículos que transiten por las zonas afectadas de forma proactiva».