Díaz marca terreno en política agrícola y defiende un sector dinámico y exportador

Susana Díaz, en el centro, se inmortaliza junto a otras autoridades y ante las decenas de agricultores que recibieron en mano las ayudas autonómicas./RUBÉN ALONSO
Susana Díaz, en el centro, se inmortaliza junto a otras autoridades y ante las decenas de agricultores que recibieron en mano las ayudas autonómicas. / RUBÉN ALONSO

La presidenta entrega en mano ayudas para la modernización de las explotaciones agrícolas por más de 18 millones de euros para Almería

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELESALMERÍA

La negociación de la futura Política Agraria Común en Europa se ha colado de lleno en el ambiente preelectoral que se respira en Andalucía. Y la presidenta autonómica, Susana Díaz, marcaba ayer terreno ante un panorama que augura guerras fratricidas entre los sectores agroalimentarios de todo el continente europeo. Por ello -y tras un primer acuerdo con las principales organizaciones agrícolas del país- la presidenta se mostró dispuesta a dar la batalla en Madrid y en Bruselas por unas ayudas que, dijo, suponen 1.700 millones de euros para un sector del que dependen 240.000 familias en Andalucía y que sirve, muy especialmente, para asentar población en los territorios rurales, los afectados por la despoblación. «Si los objetivos de Europa para los próximos años es luchar contra la despoblación y proteger el planeta contra el cambio climático, quien mejor ha hecho eso ha sido el sector agroalimentario», dijo la presidenta Díaz ayer en Almería.

La líder del Ejecutivo andaluz y secretaria general del PSOE de Andalucía participó ayer en la entrega de las primeras 72 resoluciones de colaboración pública -ayudas económicas- a la modernización de explotaciones agrarias en la provincia de Almería. En total han sido 373 los beneficiarios de una línea de colaboración con el mundo rural que conllevará el desembolso de 18,3 millones de euros. Almería es la provincia que más se beneficia de esta línea de ayudas: el 20,42% de la ayuda total de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural y el 15,72% de los beneficiarios regionales. «El sector agroalimentario, que genera el 8% del PIB y el 10% del empleo», recordó Díaz. Y en ello, abundó, «Almería es un ejemplo»: «Es la provincia más dinámica en el sector agroalimentario de España», agregó recordando que los datos de exportaciones de Andalucía, los mejores de la historia, no habrían sido posibles sin la aportación de un sector netamente exterior como el hortofrutícola bajo plástico.

Las resoluciones entregadas ayer -fue un acto protocolario, ya que las ayudas ya han llegado en gran parte de los casos- se enmarcan en el Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2014-2020, con un importe total de 90,1 millones de euros para toda Andalucía. Estos incentivos se unen a la aportación que hacen los propios adjudicatarios para completar los proyectos, una colaboración público-privada que hace que Almería sea la provincia con la mayor inversión aprobada, con 30,9 millones de euros, lo que conlleva que uno de cada cinco euros de ayuda concedido por Agricultura recaiga en ese territorio. Al acto también asistió el consejero turrero Rodrigo Sánchez.

La mayoría de solicitudes, 234 de las 373, y del presupuesto, 11,47 millones de los 18,3, son para la mejora de invernaderos (el 62,7% y el 62,4% respectivamente), cuya intensidad de ayuda ha requerido mayores proporciones que la del resto de inversiones, pudiendo alcanzar los 200.000 euros. Díaz anunció además que «este mismo mes de septiembre» va a salir «la convocatoria del Plan Renove para explotaciones con necesidades de modernización, así como las convocatorias de invernaderos» y la línea de apoyo a las explotaciones afectadas por el temporal en Almería.

Fotos

Vídeos