Cosentino redujo los accidentes en sus centros en un 12% respecto a 2017

Instalaciones de Grupo Cosentino en Cantoria./
Instalaciones de Grupo Cosentino en Cantoria.

Durante el año pasado el número de mujeres en puestos directivos se elevó hasta el 18,07%, según el informe de Responsabilidad Social

ANDRÉS MALDONADOCantoria

Grupo Cosentino, compañía global española líder en la producción y distribución de superficies innovadoras para el mundo de la arquitectura y el diseño, acaba de publicar su Informe de Responsabilidad Social Corporativa 2018, cumpliendo así con su compromiso de transparencia en materia de sostenibilidad económica, social, ambiental y ética. A diferencia de años anteriores, este documento, además de ofrecer los logros y compromisos por parte de Cosentino, incluye el Estado de Información No Financiera (EINF), lo que ha mejorado de forma sustancial la transparencia en los informes que Cosentino publica desde el año 2015.

Además, en esta edición se ha reportado un mayor número de indicadores GRI (Global Reporting Initiative), lo que ha mejorado el Informe en cuanto a estandarización de criterios de sostenibilidad de esta institución que trabaja en colaboración con la OCDE. Otra novedad importante respecto a la metodología de trabajo se trata del estudio de materialidad o relevancia, para el cual por primera vez se han llevado a cabo numerosos 'focus group'. Esto ha permitido preguntar directamente a los grupos de interés de la compañía sobre los asuntos más relevantes tanto para Cosentino como para sus stakeholders, y poder trabajar y comprometerse así con sus necesidades.

Por último, el Informe refleja fielmente cómo en 2018 Cosentino ha seguido trabajando para alcanzar los compromisos asumidos en relación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) impulsados por Naciones Unidas. La compañía almeriense se ha comprometido públicamente a contribuir de forma específica a 5 de los 17 ODS, los más vinculados a su actividad.

Seguridad e innovación

El compromiso de Cosentino sigue ahondando en el capital humano y el talento, la innovación constante y la apuesta por la seguridad y la salud. Un año más, la multinacional sigue apostando por el crecimiento del empleo, alcanzando en 2018 los 4.314 empleados, un 10,15% más que el año pasado, y un 19,04 % más que 2016. Además, sigue avanzando en la diversidad, con hasta 75 nacionalidades distintas representadas en la plantilla, y la igualdad. El número de mujeres en puestos directivos se elevó hasta el 18,07% en 2018 (3,32% más que en 2017), profundizando en el compromiso con la equidad de género. Asimismo, en el ejercicio pasado, se alcanzó el 91,16% de puestos de trabajo con contratos indefinidos.

Por su parte, Cosentino apuesta por la salud y el bienestar de sus empleados y de todos los trabajadores a lo largo de toda la cadena de valor con especial foco en la creación de espacios de trabajo seguros. En 2018 la compañía logró reducir de nuevo la accidentalidad en todos sus centros de trabajo, una reducción del 12% respecto a 2017. La multinacional ha invertido asimismo más de 4,7 millones de euros en sistemas de seguridad para sus instalaciones de Estados Unidos, que se suman a las demás inversiones, principalmente en medidas aplicadas en sus instalaciones productivas y transformadoras en Almería, Brasil y EE UU.

Finalmente, un año más, la compañía almeriense se reafirma como referente y líder en su sector en materia de innovación e I+D. Durante el año pasado, continuó lanzando al mercado nuevos productos y soluciones disruptivas como Dekton® Slim, un revolucionario grosor de 4mm. La inversión total de Cosentino en este campo en 2018 alcanzó los 25,3 millones de euros, un 11% más que en 2017.

Economía circular

Como parte de su compromiso con el medio ambiente, Cosentino busca avanzar en el camino de la excelencia y asumir los máximos estándares de calidad. Con este objetivo, la compañía realiza una importante inversión en activos relacionados con el medio ambiente y proyectos para implantar la mejor tecnología disponible. El año 2018 destacó por la puesta en marcha en España de inversiones en activos ambientales por valor de 5 millones de euros, y un gasto en control y mejora ambiental por un valor de 8,1 millones de euros.

Uno de los ámbitos donde la compañía está apostando con mayor fuerza es en la gestión de residuos y la reutilización. En 2018, Cosentino aumentó un 68% la cantidad de materia prima reciclada o recuperada respecto al anterior año. Otro hito fundamental fue también la puesta en marcha de su propia instalación de tratamiento y valorización de residuos, lo que ha permitido integrar un nuevo sistema de gestión más eficiente orientado a una valorización futura de todos los residuos no peligrosos generados en el proceso de producción.