La construcción vuelve a sacar el cuello: ya se venden 30 viviendas al día en Almería

Edificio de viviendas en construcción. /PARDO
Edificio de viviendas en construcción. / PARDO

Los visados para inmuebles de nueva construcción superan ya la cifra redonda de 100 viviendas al mes tras la profunda crisis de la obra

MIGUEL CÁRCELESALMERÍA

Por fin buenas noticias para la construcción en la provincia de Almería. Por fin porque desde hace más de una década, la constante era la de caer y no levantar cabeza. O al menos no hacerlo de forma tan contundente como parece hacerlo ahora. Porque esta constante destructiva parece haberse quedado ya atrás a tenor de los datos que están experimentando las compraventas inmobiliarias en los últimos meses.

En los primeros cinco meses del año, ya se ha transmitido la propiedad de 4.554 viviendas, unas 911 al mes. La cifra vuelve a marcar una tendencia constante y divergente de la que ha venido experimentándose en la provincia desde que en 2007 la crisis de las 'subprime' -las hipotecas basura- acabase contagiándose en gran parte de los países occidentales y acabara devorando incluso a grandes corporaciones inmobiliarias y financieras. Ahora, la cosa ha cambiado de forma rotunda y se ha pasado de una comercialización de mínimos (621 viviendas al mes durante el mismo periodo de 2012) a las 911 de ahora: un 46,7% de incremento.

Para hacerse una idea: atendiendo a que en la provincia se venden unas 30 viviendas al día y que hay destacadas 47 notarías en los diversos municipios, podría decirse que de media cada notario da fe de una compraventa inmobiliaria cada día y medio, unas 20 escrituras al mes de media.

El incremento en la comercialización de viviendas se produce de un modo bastante acelerado. Sin ir más lejos, en los primeros cinco meses del año -el mismo periodo que el arrojado ayer por la estadística de transmisiones de derechos de propiedad dada a conocer por el INE- se comercializaron 3.621 viviendas. Son 933 menos que este año. Así que la subida es de, ahí es nada, el 25,8% interanual. De continuar los niveles de comercialización inmobiliaria al mismo ritmo al que lo han hecho durante los primeros cinco meses del año, Almería podrá cerrar 2018 con cifras impensables hace apenas tres años y podría volver a superar los 10.000 pisos vendidos en sólo 365 días. Es una cifra que no se da desde 2009.

Más de 100 visados

Pero la actividad de comercialización inmobiliaria no se ha reactivado sólo en la compraventa de viviendas de segunda mano o que, hasta el momento, estaban en stock -esto es, en manos de las constructoras o de los bancos; cabe recordar que Almería tiene junto a Toledo y Castellón el mayor stock de viviendas sin dueño del país en función de su población- sino que también está generando obra nueva.

Según los datos del Ministerio de Fomento, en 2017 cada mes se visaron obras de nueva construcción para 117,5 viviendas de media. El año anterior había sido algo menor, 114,7. Pero hace dos años fue de 66, prácticamente la mitad de lo que se arroja a día de hoy.

La compraventa de inmuebles se ha hecho más atractiva en los últimos años no sólo por el descenso de los precios, sino también por la caída de los tipos de interés hipotecarios y la subida del coste del mercado alternativo, el del alquiler. Hasta el punto de que se ha convertido en un negocio para quienes disponen de ahorros suficientes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos