Los centros de idiomas se unen contra las academias 'pirata'

Academias no homologadas están rebajando los precios hasta en un 40%. /PRESSSPORT
Academias no homologadas están rebajando los precios hasta en un 40%. / PRESSSPORT

Los usuarios interesados en estas enseñanzas ya tienen disponible documentación con la que poder detectar a empresas fraudulentas

J. L. P.ALMERÍA

Aceia (Asociación de Centros de Lenguas de Andalucía) sigue su lucha contra el fraude en las academias, una labor para la que están contando con la estrecha colaboración de la Unión de Consumidores. En este sentido, este colectivo ha habilitado documentación en su portal web que los usuarios podrán utilizar como herramienta para detectar posibles centros que no estén debidamente homologados y que no ofrezcan garantías de cara a ampliar su formación.

Desde Aceia señalan que «es recomendable observar algunos parámetros importantes, como el tiempo que lleva el centro en la actividad, es decir, su experiencia, los niveles de idiomas que ofrece, el perfil del profesorado y su experiencia docente, así como los resultados en los exámenes que sean del interés del futuro estudiante (B1, B2), además del apoyo que ofrece la escuela al estudiante, a través de la biblioteca, videoteca, plataforma digital o tutorías. También las asociaciones profesionales a las que pertenece la escuela y, en definitiva, que obtenga toda la información posible en aquellas cuestiones que sean de su total interés. Al mismo tiempo, la circulación de información y el apoyo mutuo entre las empresas asociadas, señas de identidad de ACEIA, son piezas esenciales para superar cualquier eventualidad que la crisis económica pueda generar».

Fraude habitual

Para evitar que los usuarios puedan tener problemas de fraude, desde la asociación han venido acometiendo acciones que han desembocado en un conjunto de recomendaciones que entienden deben ser suficientes para que el alumno distinga entre un centro homologado y otro 'pirata'.

Entre estas recomendaciones destaca en primer lugar, la realización de una prueba de nivel escrita y oral antes de acceder a un curso. A ello hay que añadir, la necesidad de conocer las características del profesorado del centro, no sólo su situación legal para trabajar en España, sino también si los profesores que enseñan el inglés son licenciados y TEFL, nativos o bilingües con titulación para nativos, así como conocer el grado de cumplimiento de todas las normas legales que afectan al centro y sus trabajadores, es decir, si cuentan con licencia de apertura, si los docentes están dados de alta en la Seguridad Social, si disponen de un Plan de Riesgos laborales para trabajadores y alumnado o si cuentan con seguro para el centro y sus empleados.

Igualmente, son cuestiones a tener en cuenta por parte de los alumnos si cumplen con la Ley de Protección de Datos de los Clientes y están al día de todas las obligaciones de la Ley de Consumo. Un elemento esencial también es saber si ofrecen exámenes con validez a nivel europeo e internacional para poder solicitar becas, como la Erasmus; solicitar trabajo a nivel de la comunidad Económica Europea o presentar un buen currículo de continuidad de aprendizaje.

 

Fotos

Vídeos