La caída de las temperaturas 'anima' las cotizaciones del pimiento almeriense

Pimientos recolectados listos para cargarlos y trasladarlos al centro para su comercialización./J. E. R.
Pimientos recolectados listos para cargarlos y trasladarlos al centro para su comercialización. / J. E. R.

También aumenta el valor del pepino y calabacín, mientras sigue sin reaccionar el valor que asume en su venta el tomate y la berenjena

JOSÉ ESTEBAN RUIZALMERÍA

La lluvia y el frío ha animado las pizarras de las subastas hortofrutícolas almerienses. Al menos en lo que a precios de venta de algunos productos se refiere. Y es que, la bajada de temperaturas incidió, como se ha visto esta misma semana, en la subida de las cotizaciones, por ejemplo en la del pimiento, del calabacín y del pepino tipo Almería.

Los diferentes tipos de pimientos que cultivan -casi en su totalidad utilizando técnicas biológicas para el control de las plagas- comenzaron dubitativos la actual campaña, sin contentar, por su valor, a los productores. Es esta semana cuando comenzaron a aumentar, hasta casi doblar su valor y rondar, en los primeros cortes, en el caso de los pimientos California -mayoritarios en los cultivos bajo abrigo de la provincia- el euro por kilogramo. No obstante, arrastra este producto, desde inicio de campaña, un precio de venta medio situado entorno a los 0,50 euros por kilogramo, un valor que a juicio de la Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Almería, no responde a las circunstancias de mercado, ya que se redujo la oferta de los países centroeuropeos debido a las condiciones de temperaturas que se produjeron durante el final del verano. Solo los competidores terceros mantuvieron un volumen de producto que pudo ser competencia para el inicio del ejercicio almeriense.

Las variedades en las que se está notando más este incremento de cotizaciones son, según Asaja, «las que corresponden a una mayor maduración, como el pimiento rojo».

En el caso del calabacín, esta campaña ha protagonizado varias subidas y bajadas significativas. Con la caída de las temperaturas volvió a repuntar y en los primeros cortes se acerca a 1,5 euros por kilogramo en origen, tanto en el calabacín fino como el gordo.

Los diferentes tipos de pepino responde a la situación actual con distinto comportamiento, mientras marca una subida de valor el tipo Almería y a del corto negro, rondando el euro por kilogramo, el francés tiende a estabilizarse en precios que venían registrando, entre 0,70 y 0,80 euros por kilogramo.

El inicio de la campaña, explicó Adoración Blanque, secretaria general de Asaja Almería, «podríamos decir que, aunque en pimiento los precios han sido bajos, en pepino los valores marcados fueron aceptables -para dicho momento- y en tomate, calabacín y berenjena, medianamente buenos si en ello tenemos en cuenta que la producción fue baja».

«Volvemos a hablar del clima para explicar el comportamiento de los precios, solo una caída de las temperaturas hace que se venda mejor en origen», comentó Blanque. No obstante, la secretaria general de Asaja Almería, recordó que, «el año pasado ni el frío, ni la caída de la producción mejoró las cotizaciones en muchos de los productos que cultivan los agricultores de esta provincia».

Tras ese inicio, hace alrededor de dos semanas, recordó Blanque, «las cotizaciones de tomate, berenjena y calabacín comenzaron a disminuir, registrando un mayor descenso en los dos primeros productos: tomate y berenjena». Ambos no se han recuperado a pesar del frío. Sin embargo, en destino, continúan ofreciéndose a los consumidores a un precio similar al que lo hicieron cuando en origen el valor de estos productos era más alto. No en vano, el kilogramo de tomate ramo sigue en los supermercados a un precio medio de dos euros, un registro algo más bajo que hace un mes. Sin embargo el valor de este producto al agricultor casi se ha reducido, en este tiempo, a la mitad.

Es precisamente el tomate el que, según la secretaria general de Asaja Almería, genera más dudas esta campaña. Y es que, a pesar de que se confirma una reducción de la superficie cultivada, y que los volúmenes ofertados hasta la fecha son menores que en periodos similares de otras campañas, no se está trasladando a los precios, que por ejemplo, son menores que los del pasado año». Blanque señaló que «se están importando más kilos de tomate, pro ejemplo de Marruecos, que ha elevado su producción». Así, «existe cierta incertidumbre esta campaña para este producto hortofrutícola, más que en otros». En estos momentos, el precio medio del tomate, en sus primeros cortes oscila de los 0,55 euros del tomate ramo a los 0,85 euros del pera.