«Es bueno que inversores crean en el sector hortofrutícola de Almería»

Diego Amat, presidente de Grupo Agroponiente./G. A.
Diego Amat, presidente de Grupo Agroponiente. / G. A.

Diego Amat, presidente de Grupo Agroponiente | El presidente de Grupo Agroponiente analiza las claves de la incorporación de un socio inversor para fortalecer su capacidad competitiva

J. E. R.Almería

Grupo Agroponiente anunció recientemente la finalización del proceso de la operación a través de la cual el fondo de inversión de capital Abac Solutions entra en el accionariado de la compañía.

-Han pasado más de 30 años desde que nació Grupo Agroponiente y sigue presidiéndolo, con muchos de los que lo fundaron junto a usted. ¿Cuál ha sido el secreto para llegar adonde se ha llegado?

-Normalmente, en este tipo de cuestiones no hay secreto o, como mucho, el secreto es muy sencillo: nada más que trabajo, ilusión y equipo. No ha habido otro.

-En estas tres décadas, ¿qué es lo que le hace sentirse más orgulloso?

-El rendimiento de una empresa que nació con toda la humildad e ilusión y que hoy por hoy es un pilar importante del sector. Empezamos facturando 24 millones de euros y ahora se sobrepasan los 300; se comenzó con 60 empleados y ahora hay más de 1.000, cobrando todos los meses todos con absoluta seguridad; abrimos con una nave de 10.000 metros cuadrados y ahora tenemos más de 25 centros logísticos. Durante estos 30 años, los agricultores han crecido y construido este proyecto junto con nosotros. Y también me siento orgulloso del respeto del accionista, que siempre ha dejado trabajar al equipo directivo y, por supuesto, del equipo humano profesional que ha hecho crecer a la compañía.

-Presumen de volcar su actividad y su filosofía en el servicio al agricultor. ¿En qué se plasma eso y qué valor diferencial tiene la compañía en ese sentido?

-Obviamente, son diversos los factores y los ámbitos en los que siempre hemos trabajado en ese sentido, manteniéndonos en punta de lanza con las nuevas tecnologías, en las últimas tendencias y sabiendo lo que mercado de destino demanda, para trasladárselo a agricultor y que ello se produzca en la mayor rentabilidad para él. Siempre nos hemos mantenido muy pegados a los agricultores en la parte técnica en sus procesos productivos y en la capacidad de comunicarle lo que pasaba en el mercado. Todo eso ha redundado en que más de 3.000 agricultores confíen en nosotros. Nuestro nivel de fidelidad es altísimo.

-Grupo Agroponiente anunció recientemente la entrada de un nuevo inversor en la compañía y que la propia compañía adquiere un mayor porcentaje de acciones de Vegacañada y Lara Castañeda. ¿Cuál es la resultante de todo esto y el objetivo de la operación?

-Futuro y la continuidad de la profesionalización que siempre ha abanderado esta entidad, ahora con un nuevo e importante impulso. Estamos en una empresa que nació muy familiar, aunque con muchos accionistas, pero el futuro es fundamental y hay que asegurarlo, incluyendo la sucesión de quienes la fundaron. Hemos incidido en el camino de la profesionalización de una empresa que está completamente saneada y que puede mirar al futuro con ambición. El sector lleva muchos años manejando el mensaje de que necesita profesionalizarse y desarrollar grupos fuertes para poder competir internacionalmente, que además es lo que nos dice el mercado. El mercado también ha pasado de gran cantidad de clientes a que diez grandes grupos vendan el 80% del producto. Tenemos que alienarnos con lo que demanda el mercado. Escuchando todo esto, pensamos que era importante una operación corporativa que cumpla esos dos objetivos: amplificar la profesionalización de esta empresa y del resto que participan en esta operación y tener la capacidad de ser grandes para competir con los clientes de tú a tú. Eso es una gran noticia para los agricultores de esta provincia.

-¿Por qué es una noticia positiva para la empresa y para el sector que los grandes fondos de inversión se interesen en Grupo Agroponiente?

-Primero porque Grupo Agroponiente, para este socio inversor, será una representación fiel de lo que es la producción y comercialización de Almería. Es bueno para esta provincia que inversores de estas características crean en este sector. Es una clara demostración de que lo hemos hecho bien, que interesa a la economía y que está vivo. Tenemos que sentirnos orgullosos de ser la primera compañía en la que se ha producido una operación de este tipo. No deja de ser una forma del mercado de financiar los proyectos de futuro. Sin duda es una gran oportunidad que tenemos que saber aprovechar y que pondrá al sector en el sitio que le corresponde.

-¿Cuáles son los argumentos de este grupo inversor para 'desembarcar' en la agricultura almeriense y, en concreto, en Grupo Agroponiente?

-El fondo de inversión tiene como vectores estratégicos participar en compañías que tengan una vocación internacional; un equipo directivo muy preparado y competente; un recorrido en cuanto a la digitalización de la empresa y una capacidad de mejora del proyecto desde el punto de vista de la eficiencia; una empresa con historia, bien posicionada en el mercado y con solvencia probada y clara; sectores de primera necesidad que no se vean debilitados por las modas y los vaivenes de la economía; y la posibilidad de diversificar dentro de la misma actividad. Estos conceptos han sido examinados en el Grupo Agroponiente, y han cumplido sus bases para que el inversor apueste por nosotros.

-¿En qué desarrollos se va a traducir la llegada de la nueva inversión en la compañía?

-Se va a trabajar de una manera importante en la mejora general de la compañía en beneficio del agricultor, con inversiones en optimización de los centros de transformación de producto, lo cual permitirá optimizar los costes, beneficiando claramente al productor; desarrollando alianzas con los agricultores para mejorar la posición y de éstos, diversificando en actividad y producto e invirtiendo en aquellos proyectos que sean precisos, para convertirnos en una base consistente para que nuestros agricultores sigan creciendo con nosotros.

-¿Cómo va a quedar configurado el panel de toma de decisiones en la compañía y cuál va a ser el papel que van a jugar los responsables y directivos que ha tenido hasta ahora la empresa?

-Vamos a contar con el equipo directivo que hasta ahora lo ha desarrollado, enriqueciendo ese panel de toma decisiones con todo el profesional que ayude a mejorar el rendimiento de la compañía, tal y como se ha venido haciendo en todo el desarrollo de la empresa. Hace unos días anunciamos que Miguel López, hasta ahora adjunto a la presidencia durante estos últimos cuatro años, será nuestro nuevo consejero delegado, con lo que certificamos que el proyecto seguirá liderado por gente nuestra.

-¿Cuáles son los pilares básicos sobre los que se asienta la pretensión de liderar el sector hortofrutícola del Sur de Europa?

-Dichos pilares son muchos, pero podríamos destacar la aceleración de la profesionalización del Grupo y la anticipación con respecto al mercado de destino, de la mano de la innovación de nuestros agricultores como se ha hecho hasta ahora, pero con la potencia con la que se manejará un gran grupo como el resultante de esta operación.

-¿Qué importancia tienen tanto en su trayectoria pasada como en su estrategia futura los profesionales y la inversión en talento que ha hecho y hace la compañía?

-El alma de esta empresa es eso, junto a otras cosas más. Y eso es algo que se va a potenciar con nuestros principios de siempre: nuestros clientes, nuestros agricultores y las personas que día a día hacen posible todo ese trabajo. El alma, el ADN, de Grupo Agroponiente sigue siendo la misma.

-¿Cuáles son los grandes retos de Grupo Agroponiente de cara a los próximos años y los del propio sector en general?

-El gran reto es que la empresa y el sector mantengan e incluso potencien su capacidad de competir con otros países productores, venciendo a las amenazas que siempre hemos tenido pero que, día a día, también crecen. Queremos fortalecer la potencia en origen que hasta ahora hemos tenido, lo cual se construye con nuestros agricultores; algo que jamás podremos olvidar.