Aumentan los viajeros que visitan la provincia pero cae el número de jornadas que se hospedan

Aumentan los viajeros que visitan la provincia pero cae el número de jornadas que se hospedan

Almería recibió durante el mes de julio 218.000 turistas, sobre todo de origen nacional, que permanecieron aquí una media de 4,43 días

Alicia Amate
ALICIA AMATEALMERÍA

Aunque aún restan más de dos semanas para que, de manera oficial, el verano se dé por concluido, extraoficialmente agosto -y en el caso de Almería, la Feria- marcan el principio del fin del periodo vacacional. Comienzan ahora, por lo tanto, las primeras valoraciones -en cifras- sobre cómo se ha comportado el turismo con la provincia. El Instituto Nacional de Estadística (INE) recoge mes a mes a mes los balances de ocupación de todo el país por provincias y zonas eminentemente turísticas. Así, los datos recientemente publicados sobre el pasado mes de julio permiten esbozar una primera idea sobre cómo se ha comportado el verano con Almería.

Durante el séptimo mes del año, y el primer mes fuerte de verano, se alojaron en establecimientos hoteleros de la provincia un total de 218.507 viajeros. Ello supone un aumento de en torno al 1,5 por ciento respecto al mismo mes del año pasado cuando Almería recibió 215.630 visitantes.

Entre ellos, los residentes en territorio nacional continúan superando notablemente a quienes cuentan con pasaporte extranjero. En el mes de julio, visitaron Almería 170.193 españoles frente a los 48.314 foráneos que apostaron por esta provincia, cifra que, por cierto, supone un ligero descenso interanual dado que en el mismo periodo temporal de 2017 fueron 50.804 los ciudadanos de otros países que se alojaron en establecimientos hoteleros almerienses. Respecto a junio, los datos del INE reflejan un incremento en el número de viajeros totales recibidos de casi 34.500 personas, la mayoría de estos nacionales dado que la cifra de extranjeros que se dejaron caer por Almería en ambos meses difiere en apenas 3.000.

Respecto a los datos de agosto, que tardarán unas semanas en ver la luz, ya aventuraron desde el sector hotelero que serán halagüeños. Tomando en consideración la ocupación hotelera de la capital durante la Feria de Almería, que alcanzó el lleno absoluto, se podría marcar una línea sobre los resultados que se esperan para el mes por excelencia de las vacaciones de verano. Los datos del INE del pasado año reflejaron que durante agosto visitaron Almería 219.795 viajeros, entre nacionales y extranjeros, que invirtieron una media de 4,85 jornadas por persona.

Caen las pernoctaciones

En cuanto a al tiempo medio de estancia, se observa el mantenimiento de un paulatino descenso en los días que los viajeros se alojan en establecimientos almerienses. Durante el último mes registrado, se contabilizaron un total de 967.073 pernoctaciones, cifra inferior a la de julio de 2017 cuando se produjeron 975.010. Ello supone, por lo tanto, que pese a que visitaron la provincia más viajeros, pasaron menos noches alojados. De hecho, la media de jornadas de estancia en los hoteles almerienses de julio se sitúa en 4,43 días mientras que el año pasado fueron 4,52, dato menor, a su vez, que las 4,55 pernoctaciones medias por viajero de 2016 y las 4,61 resultantes en 2015.

Fotos

Vídeos