El asesinado llevaba puesto un chaleco de Guardia Civil

Un agente muestra una de las armas halladas durante la operación. /G. C.
Un agente muestra una de las armas halladas durante la operación. / G. C.

Los cinco arrestados trataron de inculparse unos a otros de la ejecución del único disparo producido en la vivienda de Paterna del Río

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

Un único disparo efectuado con un arma de caza acabó con la vida del varón, de origen magrebí, en el interior de la vivienda de Paterna del Río que albergaba una plantación de marihuana y habría sido perpetrado, según la Guardia Civil, por R. O. B., uno de los cinco detenidos y hermano de otro de ellos. No obstante, durante los interrogatorios los arrestados trataron de atribuirse esta acción unos a otros. Por su parte, la escopeta de caza no fue el único arma encontrada en poder de los arrestados.

Asimismo, de acuerdo al relato de fuentes relacionadas con el caso, el fallecido fue encontrado con un chaleco reflectante de la benemérita por lo que podría haberse hecho pasar por agente al acceder a la vivienda en la que tuvo lugar el suceso que acabaría con su vida.

Las cinco detenciones se produjeron en distintas fechas ya que dos de los investigados por los delitos de homicidio doloso, tenencia ilícita de armas, cultivo y elaboración de drogas, contra la salud pública, defraudación de fluido eléctrico y encubrimiento trataron de escapar de la Guardia Civil escondiéndose en viviendas de familiares pero, finalmente, se efectuó el último de los arrestos el pasado 8 de noviembre en el Poniente almeriense.

El inmueble en cuestión, una vivienda de planta baja, está situado en el centro del municipio de Paterna del Río, muy cerca de la Plaza Mayor y habría sido alquilado por los detenidos con el objeto de utilizarlo como plantación de cannabis a sus propietarios, residentes en otro lugar de la provincia.

Según ha apuntado el alcalde, José Asensio, ninguno de los implicados en el caso es vecino del municipio aunque durante varios meses se les «veía entrar y salir» de la casa e «ir a comprar» por el pueblo. Sin embargo, nada hacía sospechar sobre qué ocurría en el interior del inmueble sobre todo porque «coincidió con los meses de verano, cuando hay muchos visitantes», remarcó el regidor de Paterna del Río. Asensio lamenta, eso sí, que se haya producido esta situación en su municipio.

 

Fotos

Vídeos