Abogados piden más recursos para atender a los llegados en patera

Una embarcación de Salvamento Marítimo durante el rescate de dos pateras ayer. /GUARDIA CIVIL
Una embarcación de Salvamento Marítimo durante el rescate de dos pateras ayer. / GUARDIA CIVIL

Una guía elaborada por un letrado almeriense sienta las bases sobre los protocolos que deben seguir los letrados que asisten a los migrantes

A. AMATEALMERÍA

Solo durante el mes pasado llegaron al puerto de la capital más de un millar de personas rescatadas en el mar cuando trataban de alcanzar el litoral español a bordo de pequeñas embarcaciones. A lo largo de este año son ya 3.600 personas las recibidas, y todas ellas tienen derecho a un abogado que defienda sus intereses. Estos letrados que atienden a los migrantes de cualquier nacionalidad a su llegada a Almería forman parte del turno de oficio y, en concreto, para el servicio de atención a extranjeros, suelen ser cuatro o cinco los profesionales del Derecho en turno de guardia que se ponen a disposición de los rescatados.

Estos abogados deben atender a cada uno de los migrantes -para lo que disponen de un solo traductor- y se enfrentan a casos de solicitantes de protección internacional, víctimas de trata, personas enfermas o discapacitadas, mujeres embarazadas, menores de edad o menores no reconocidos como tales. «La causística que se produce en cada llegada masiva es muy amplia y hemos de estar preparados», reconoció el decano del Colegio de Abogados de Almería, José Pascual Pozo.

A ello se suma, además, el fenómeno de la atención grupal de estas personas y contra el que se están imponiendo y logrando importantes avances con objeto de conseguir una asistencia individualizada. «Cuando atiendes a un grupo de 15 o 20 personas», explica el decano como ejemplo de lo que supone este tipo de atención, «puede darse el caso de que entre ellos se encuentre el responsable de la patera y que los esté coaccionando».

Un protocolo común

Sobre estas entrevistas, afirmó Francisco Morillas, abogado responsable de la 'Guía para la asistencia letrada en las llegadas colectivas de extranjeros/as a las costas de almería' que ayer se presentó en el Colegio de Abogados, han avanzado «un poco con la intervención del Defensor del Pueblo y las facilidades de la Policía Nacional» aunque aseguró que se debe continuar trabajando en este ámbito. Acerca de la guía pionera que firma, Morillas indicó que la inició por necesidades propias como abogado experto en el ámbito de las migraciones. Sin embargo, el proyecto fue creciendo y contó con otros colaboradores y ahora el Colegio de Abogados lo editará con el objetivo de que sirva de ayuda al resto de colegiado y «para un mejor cumplimiento de la función social que la abogacía tiene con los más desfavorecidos», indicó Pozo.

El objetivo es que sea un documento «vivo» y que pueda continuar creciendo con nuevos supuestos surgidos de las propias necesidades de otros letrados. De hecho, esta guía se utilizará en el resto de provincia andaluzas donde la llegada de inmigrantes se está acuciando notablemente como es el caso de Cádiz, Málaga o Granada. «Nos corresponde a nosotros (abogados) estar encima de que la ley se cumpla y se atienda a la gente como se debe», remarcó el autor del texto. Asimismo, manifestó que también pretende «evidenciar la necesidades específicas para este tipo de asesoramiento» que tiene el colectivo del que forma parte.

Solo «cuatro o cinco» profesionales atienden en cada turno a los cientos de personas que llegan hasta la costa almeriense

Una de las peticiones principales de los abogados almerienses en el ámbito de la atención a migrantes es lograr un mayor número de turnos de guardia para poder satisfacer la demanda de estas llegadas masivas de seres humanos con derechos a las costas de Almería. Como datos estadísticos para ver «la magnitud del problema» destacó Pozo, por su parte, que en el ámbito del Colegio almeriense en el año 2014 se atendieron 1.050 solicitudes de migrantes mientras que el año pasado fueron 5.305 y, para el presente año, esperan superar las 10.000. Todo ello, sin embargo, con el mismo número de letrados disponibles lo que repercute en «algo tan básico en Derecho como una valoración individual». Un objetivo que, aunque aún no se ha hecho oficial, manifestó Pozo que posiblemente se cumpla próximamente, según las conversaciones mantenidas con la Administración que debe autorizar el incremento de los abogados de guardia en toda la comunidad.

En este entorno, además se hizo hincapié en la diferencia entre la situación de los «mediáticos» puertos del levante y los del sur. «Frente al despliegue de medios puesto a disposición por el Gobierno ante la llegada de 620 inmigrantes al Puerto de Valencia el 18 de junio, resulta llamativo que ese mismo fin de semana se recibieran en las costas andaluzas a 2.000 inmigrantes que no tuvieron ni una décima parte de los medios facilitados a Valencia», recriminó el decano.

Fotos

Vídeos