Condenados nueve miembros de una banda por robos en ayuntamientos, locales, casas y una iglesia

Los delitos se cometieron entre abril y noviembre de 2011

EUROPA PRESS

El Juzgado de lo Penal número 2 de Almería ha condenado a nueve miembros de una activa banda dedicados al robo con fuerza quienes entre abril y noviembre de 2011 llevaron a cabo varias operaciones de lucro ilícito en dependencias municipales de los ayuntamientos de Roquetas de Mar y Felix, así como en varias casas, locales, naves industriales y una iglesia.

Según recoge la sentencia dictada de conformidad después de que la Fiscalía retirara los cargos por asociación ilícita, según consta en el fallo consultado por Europa Press, mediante el que impone penas que abarcan desde los tres meses hasta los dos años y diez meses según el grado de participación de cada uno de los acusados.

El fallo, que también condena a dos personas más por un delito de receptación al comprar material robado, recoge como probadas los diferentes robos y asaltos en los que participaron los acusados, todos ellos de nacionalidad rumana, entre los que está la sustracción de material informático en el Área de Formación y Empleo del Ayuntamiento de Roquetas.

Así, apunta a que tres de los condenados, junto con otras dos personas declaradas en rebeldía y que no han podido ser juzgadas así como otros dos menores de edad, consiguieron hacerse con varios equipos informáticos tras escalar balcones y romper ventanas, con lo que también se llevaron un ordenador más de la antena local de la Cámara de Comercio.

A las pocas semanas, dos de ellos volvieron a buscar el lucro en dependencias municipales, esta vez en el Ayuntamiento de Felix, al que entraron tras escalar por la fachada y reventar un cristal. De ahí se llevaron más material informático así como equipos de imagen y sonido.

El juez, que obliga al pago de una indemnización total a los diferentes afectados por valor de 17.238 euros por los daños causados y el material robado, señala también la recuperación de una mesa de mezclas, dos pianos eléctricos y un ordenador portátil que habían sido vendidos tras su sustracción de iglesia cristiana pentecostal de Roquetas.

Además, también se dio cuenta de otro tipo de material sustraído en un locutorio, en una vivienda y en una nave industrial, de la que se llevaron un vehículo con el que se dirigieron a una estación de servicio en El Ejido en la que, tras forzar la puerta, se hicieron con la máquina expendedora de tabaco. Posteriormente, abandonaron la furgoneta.

También en la provincia de Granada

La sentencia dictada por el juez Fermín Javier Villarrubia también recoge como tres de los condenados, que además cuentan con diversos antecedentes por hechos de similar naturaleza, efectuaron un robo en la nave industrial de una empresa de piensos ubicada en Albuñán (Granada) para lo que llegaron a desmontar las puertas de acceso al edificio.

Una vez dentro, rompieron dos máquinas expendedoras de bollería industrial y de bebidas para llevarse el contenido, que fue sumado al botín junto a teléfonos móviles, equipos informáticos, ropa y herramientas que después fueron vendidas y compradas por un tercero, que fue acusado de receptación.

El juez aceptó la suspensión de pena en varios casos con la condición de que los condenados no volvieran a delinquir durante un determinado periodo de tiempo e incluso aceptó la sustitución de pena de prisión por multa en cuatro de los casos, especialmente aquellos vinculados a la receptación.