El alcalde de Roquetas aboga por dejar actuar a los agentes y "no criminalizar por un hecho aislado"

Amat ha asegurado que se ha reunido con los familiares y compañeros de la víctima, y estaban de acuerdo en que "hay que esperar y dejar trabajar a las fuerzas de seguridad para que esclarezcan lo ocurrido"

EUROPA PRESS roquetas

El alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat, ha abogado por la necesidad de dejar actuar a las fuerzas de seguridad para que esclarezcan el fallecimiento del hombre de Guinea Bissau por un supuesto apuñalamiento en la madrugada de este viernes, y por lo que ha incidido en que "no se puede criminalizar a un colectivo por un hecho aislado".

Así lo ha indicado a los medios el primer edil de Roquetas a propósito de este suceso por el que se ha activado un amplio dispositivo de seguridad con más de 40 efectivos de la Guardia Civil y Policía Local de toda la comarca almeriense, y una vez que este viernes por la tarde tres grupos de personas quemaron contenedores en el municipio, como consecuencia o forma de protesta ante el referido apuñalamiento del inmigrante.

El alcalde ha asegurado que se ha reunido con los familiares y compañeros de la víctima, y estaban de acuerdo en que "hay que esperar y dejar trabajar a las fuerzas de seguridad para que esclarezcan lo ocurrido".

Amat ha apuntado que la zona de los incidentes es un barrio que concentra a la mayoría de la población inmigrante, pues el municipio concentra una población donde conviven 110 nacionalidades distintas, pero ha incidido en que lo ocurrido este viernes "no responde a un problema de integración, ya que la convivencia se demuestra día a día y no con hechos aislados".

El alcalde de Roquetas de Mar y también presidente de la Diputación de Almería ha asegurado este sábado, durante su visita a la zona, que ya está "todo controlado" y "en calma", pues además de reunirse con los familiares de la víctima, Amat ha asegurado que también ha hablado con los representantes de las asociaciones y con el embajador de Guinea en los mismos términos de mantener la calma y dejar actuar a los agentes.

Según ha apostillado el alcalde, "al parecer fueron personas llegadas de fuera las que provocaron los incidentes", pero ante ello "debemos esperar a que la investigación siga su curso, porque todo va a quedar clarificado".