Tres incendios forestales en menos de 48 horas ponen en jaque a la provincia

Tres incendios forestales en menos de 48 horas ponen en jaque a la provincia

Los fuegos detectados en Somontín, Lucainena y Partaloa, estabilizados durante la noche, podrían haber arrasado más de 3.000 hectáreas

FRAN GAVILÁN

Apenas un mes después de que ardieran más de 3.000 hectáreas de la Sierra de Gádor, la provincia de Almería ha vuelto a vivir durante algo menos de 48 horas la virulencia del fuego sobre su geografía forestal. A los incendios registrados en un paraje de la Sierra de María, entre Urracal y Somontín, y en Lucainena de las Torres, la caída de un rayo originó un nuevo fuego en una zona de monte bajo en Partaloa a las cuatro de la tarde del lunes.

Este lunes más de 300 efectivos del dispositivo para la prevención y extinción de incendios forestales, Plan Infoca, lograban estabilizar los dos fuegos detectados en Partaloa y Lucainena de las Torres, el más grande registrado durante este fin de semana en la provincia de Almería y con unas proporciones de devastación que podrían alcanzar a más de 3.000 hectáreas de terreno ocupado por matorral, según fuentes de la investigación consultadas por IDEAL.

Mientras que los efectivos del Infoca lograban por la mañana del lunesdar por controlado el incendio acontecido en el paraje conocido como Fuente de las Hoces, entre Somontín y Urrácal, que ha afectado a 30 hectáreas de matorral y pinar, el fuerte viento, protagonista durante los tres últimos días en casi toda la geografía almeriense, provocó que el incendio detectado en Lucainena de las Torres el pasado domingo se propagara con mucha rapidez. Pese a los esfuerzos de los efectivos terrestres y aéreos por frenarlo, las llamas llegaban al paraje natural de los Karst en Yesos, en el termino municipal de Sorbas.

Una situación que obligó a reforzar los servicios del Infoca de Almería con retenes llegados de Málaga, Granada, Córdoba y Jaén. Además, también se desplazaron a la zona tres Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales, agentes de Medio Ambiente y seis vehículos autobomba. En total, más de 300 técnicos y especialistas que han evitado daños a bienes materiales y personales, pese a la dificultad con las que han trabajado debido a las malas condiciones meteorológicas y al terreno abrupto donde se han localizado los siniestros.

La proximidad de las llamas a cortijos y barriadas del municipio de Sorbas hizo que se llegara a barajar el nivel 1 de alerta, aunque finalmente no fue necesario. Si bien, los mismos efectivos que lograron estabilizar el incendio de Sorbas se dieron cuenta del inicio de otro fuego al norte del municipio de Partaloa. Este último, originado por un rayo, según los técnicos del Infoca, quienes lograban estabilizar ambos incendios pasadas las 22 horas de la noche del lunes.