Sábado, 22 de septiembre de 2007
Registro Hemeroteca

en

ECONOMÍA

ECONOMÍA
Bruselas considera ilegales las limitaciones impuestas a Enel y Acciona para la compra de Endesa HSBC despide a 750 trabajadores por el cierre de su división de hipotecas El oro cotiza en sus niveles más altos desde 1980 por la caída del dolar
La CNE condicionó la operación a mantener el derecho de veto y conservar la sede de la nueva firma en España
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

Bruselas no cede en su denuncia ante las pretensiones de las autoridades españolas de intervenir en el mercado energético. Ayer, la Co-misión Europea comunicó al Gobierno español que, según su análisis preliminar, las limitaciones impuestas por el regulador al intento de adquisición de Endesa por parte de la italiana Enel y la española Acciona, «infringen el derecho comunitario», y en concreto las normas sobre concentraciones y fusiones. En otras palabras, considera que son ilegales.

España dispone de de 30 días para dar a conocer su opinión. Si Bruselas impone sus tesis, podría exigir a España la retirada de las condiciones impuestas que son incompatibles con el derecho comunitario.

Según el artículo 21 del reglamento de concentraciones, el Ejecutivo comunitario tiene facultades exclusivas para evaluar el impacto de estas operaciones sobre la libre competencia, y los estados miembros no pueden aplicarles su legislación nacional ni obstaculizarlas. Su ámbito de actuación consiste en la protección de intereses como la seguridad pública.

Menos interés

Pero el contencioso Madrid-Bruselas presenta ahora un interés menor. Si bien alcanzó momentos de alta tensión cuando Madrid amplió por ley las facultades del regulador, tras el lanzamiento de la fracasada OPA de Gas Natural sobre Endesa, en la actualidad el Ministerio de Industria no muestra el menor empacho en discrepar con las decisiones de la Comisión Nacional en varios asuntos.

Los intereses políticos están en línea con el pronunciamiento co-munitario. Para nadie es un secreto que el Madrid apoya la compra de Endesa por parte de la alianza hispano-italiana. La Comisión Na-cional de la Energía queda por tanto como un 'guardián de las esencias', superado por los acontecimientos. Si se le acusó de actuar al dictado del Ejecutivo, las distancias se amplían cada día.

Incluso el regulador se ha permitido criticar con dureza la última decisión del Ministerio de Industria que congela la tarifa eléctrica en el trimestre final de 2007, al tiempo que le aconseja no anticipar la aplicación de los nuevos horarios, la 'estrella' de la política tarifaria del departamento que dirige Clos. Todos los puentes de comunicación aparecen rotos.

Para no perderse en el lío de las autorizaciones y denuncias que se han sucedido en el proceso de compra de Endesa hay que recordar que la autoridad comunitaria se pronuncia ahora sobre sendas decisiones adoptadas por la Comisión Nacional de la Energía en abril y julio, relativas al aumento de la participación de Enel en Endesa y a la OPA lanzada por la italiana sobre la eléctrica española en alianza con Acciona.

Entre estos requerimientos figuran desde la imposición del derecho de veto por parte del regulador hasta la exigencia de mantener la sede de la 'nueva Endesa' en España. En detalle, se aplicó a Enel la obligación de informar del sentido de su voto en los diez días siguientes a la celebración de juntas de accionistas de todos los acuerdos adoptados sobre cuestiones la seguridad. La filial estadounidense del banco británico HSBC Holding, HSBC Finance, cerrará su división Decisión One Mortgage y abandonará el negocio de hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos, lo que supondrá el despido de sus 750 empleados.

«Se trata de una pequeña parte de nuestra actividad en EE UU y no es sostenible por más tiempo ni el lugar indicado para asignar capital», dijo Michael Geoghegan, director general de HSBC Holdings. «Dijimos que tomaríamos decisiones duras y hemos hecho exactamente eso», añadió.

Por su parte, el consejero delegado de la compañía, Brendan McDonagh, indicó que el mercado actual requiere una sólida, a la vez que flexible, plataforma de negocio por lo que la entidad se centrará en su red de sucursales como punto fundamental en la concesión de créditos hipotecarios a sus clientes.

Otras marcas

De este modo, HSBC Finance se concentrará en la actividad de concesión de préstamos y servicios hipotecarios a través de su red de sucursales bajo las marcas HFC y Beneficial. Como resultado de esta decisión, HSBC Finance asumirá una carga neta de 880 millones de dólares (625 millones de euros) por impago de créditos e incurrirá en cargas de 65 millones de dólares (46 millones de euros) relacionadas con los costes de reestructuración e indemnizaciones a empleados.

A su vez La Reserva Federal de EE UU inyectó ayer otros 3.000 millones de dólares al sistema bancario mediante una operación colateral de recompra a un plazo de tres días. El instituto emisor indicó que esta operación estuvo compuesta de bonos del Tesoro, títulos de agencia y titulaciones hipotecarias y recibió peticiones por valor de 36.800 millones de dólares (26.131 millones de euros). El oro -tradicional inversión refugio en periodos de inestabilidad- mantuvo ayer la tendencia alcista que vive desde hace semanas, impulsado por las caídas del dólar, y llegó a rebasar en negociaciones al contado los 739 dólares por onza, unos niveles que no tocaba desde enero de 1980, según datos del mercado.

La onza de oro para entrega inmediata llegó a negociarse ayer en el mercado de metales de Londres a 739 dólares, impulsada por la cotización del euro frente a la moneda estadounidense, que abarata la compra de este metal precioso, si bien al término de la sesión se situó en los 736 dólares. Un euro se intercambia hoy por 1,41 dólares, mientras que un «billete verde» vale 0,710 unidades de la moneda única europea.

Crisis

Además, el momento actual que viven los mercados tras la crisis de las hipotecas de alto riesgo estadounidenses «subprime», y las posteriores «turbulencias» que provocó, han vuelto a dar protagonismo a este metal precioso, señalaron analistas consultados.

El oro se movía a mediados de agosto en el entorno de los 650 dólares la onza, lo que supone una subida del 13,7% en poco más de un mes. Así se sitúa en niveles no vistos desde 1980, cuando la crisis económica y la inflación provocaron que la onza de oro tocase los 850 dólares.

Los analistas también destacaron el componente especulativo de las subidas, muy diferentes a las experimentadas en los 70 y 80, cuando el oro se convirtió en una inversión refugio ante los problemas de la economía mundial.

También señalan que los metales preciosos viven un ciclo alcista y recuerdan que la plata se negocia a 13,47 dólares por onza. Por su parte, el platino subió ayer hasta los 1.340 dólares por onza y el paladio se colocó en 340 dólares.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master de Periodismo | Club Lector 10 | Visitas a Ideal

Canales RSS