Aprender flamenco

El IV Festival Diquela empieza en Los Escullos con un espectáculo. taller dedicado «a los más pequeños y a los que no lo son tanto»

I-F. AALMERÍA
DIVERSIÓN. Silvia Marín con varios niños en el espectáculo taller 'El flamenco en cuatro estaciones'. /IDEAL/
DIVERSIÓN. Silvia Marín con varios niños en el espectáculo taller 'El flamenco en cuatro estaciones'. /IDEAL

Flamenco flamenco para empezar. Flamenco puro. Y para empezar se tiene y se dispensa una especial atención a los más pequeños. Esto es lo que hace hoy el Festival Diquela, que llega a su cuarta edición, con la Asociación Alonzingalí (proyecto de integración social a través de actividades artísticas) como organizadora y el castillo de San Felipe de Los Escullos (Níjar), en pleno corazón del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, como escenario, en el que aún resuenan los acordes clásicos del anterior festival, 'Clásicos en el Parque'.

'El flamenco vive para los niños', adaptación para el espectáculo en directo que hace Silvia Marín de su DVD con el mismo título, producida por Gomaespuma y llevada a los escenarios de todo el mundo -solamente este verano pasará además por Nueva York, Ginebra y Pekín- abre hoy el festival, que se prolongará hasta el día 10. Más de 30.000 niños han participado ya en este espectáculo-taller, que acaba de recibir el premio 'Didáctica' en el Festival del Cante de las Minas de La Unión y que, tras la acogida recibida, tiene ya su continuación en 'El flamenco en cuatro estaciones'.

Palmas y baile

«Es un espectáculo taller de introducción al flamenco de los niños, de introducción sobre el cante, la guitarra, el toque, el baile. Para los más pequeños y para los que no lo son tanto. Para que los niños conozcan y tengan información y también para que participen sobre el ritmo, sobre el compás, sea binario, terciario o de amalgama. Para que toquen las palmas. Al final, llegan a bailar», manifiesta su responsable.

La experiencia acumulada a lo largo de los cuatro años que lleva ya con este proyecto permiten a Silvia Marín sostener que la clave para meter a los niños en este mundo musical está «en presentar al flamenco de una manera divertida y amena. El flamenco es una música maravillosa. Eso nadie puede negarlo. Pero acercar al niño al quejío no es nada fácil. No es fácil que un crío entienda que es una soleá si se le presenta con un disco de su abuelo. Creo que, después de cuatro años, puedo asegurar que hemos encontrado esa fórmula para todo eso parezca divertido. Ah, eso sí ¿eh? Sin hacer flamenco 'ligth'. Presentamos el flamenco tradicional, el flamenco de verdad. Nada de flamenquito y cosas extrañas. El flamenco es el flamenco», presenta el 'alma mater' de 'El flamenco vive para los niños'.

Duende

Y los niños, como los mayores, ofrecen un amplio abanico de opciones y de alternativa al responder a este espectáculo taller. Silvia Marín asegura que les encanta el baile, pero también se sienten atraídos por la guitarra al mismo tiempo que disfrutan con el cajón e incluso llegan a centrar sus dibujos en el cantaor. Con esto quiere decir que el interés mostrado por los pequeños durante su participación en el espectáculo taller y después presenta una amplia gama de direcciones, resultantes del trabajo que hace ella misma -como presentadora y bailaora- y que luego siguen los profesores, en un teatro, primero, y en el aula, a continuación. Silvia Marín ha llegado a tener enfrente hasta 400 niños. Pero la sencillez y la amenidad con las que acercara los niños al flamenco no quitan para nada, tal vez porque es imposible -ahí la grandeza del cante-, ni el duende ni el mito del flamenco, según se encarga de resaltar Silvia Marín.

Y este nombre, que aparece por primera vez en el cartel del festival, se unirá a los de Duquende, Pepe Habichuela, Josemi Carmona & Carles Benavent, Montoyita, El Negri Antonio Carbonell, Montse Cortés y otros que han dado lustre al Diquela.

Fotos

Vídeos