Almería ha dedicado a Alfredo Kraus la primera estatua en toda la Península

Su hija Rosa asegura que «la familia se siente muy orgullosa y emocionada».Recoge una pose del tenor en 'Werther', su mayor referente en la Ópera

I-F. AALMERÍA
Rosa Kraus delante de la escultura y Fernando Brea y Carmen, Alfredo y Alfredito Kraus. /IDEAL/
Rosa Kraus delante de la escultura y Fernando Brea y Carmen, Alfredo y Alfredito Kraus. /IDEAL

«Alfredo Kraus en su sublime creación de 'Werther', de Massenet. La ciudad de Almería al insigne tenor Alfredo Kraus, maestro del bel canto puro, poseedor de una técnica vocal insuperable, cuyas interpretaciones en todos los grandes teatros del mundo han quedado de referencia para generaciones venideras. En homenaje y reconocimiento a su arte universal. Almería, abril 2007». Es el texto inscrito en la peana de la escultura con la que el Ayuntamiento de la capital ha plasmado el homenaje al tenor canario.

Ha quedado instalada en la plaza que lleva su nombre, la delantera del Auditorio Municipal Maestro Padilla, en el lado que dejan libres los escalones de entrada junto la parte ajardinada y justamente debajo del poste que indica esa denominación. Es la primera escultura que se erige en la península en memoria de Alfredo Kraus, si bien en otras ciudades se han esculpido bustos. El trabajo de Lourdes Umérez recoge una de las poses que le hizo más famoso en todo el mundo, como 'Werther', el papel que le ha convertido en referente para cualquier tenor que asuma su interpretación.

Profesionalidad

«Desde la emoción porque, tras las palabras ya pronunciadas de homenaje, se siente mucha emoción y se siente un agradecimiento. Almería ha brindado su cariño a mis padre. Es la primera estatua que se le dedica en la Península. Toda la familia no puede por más de sentirse orgullosa y emocionada con este homenaje», señaló su hija Rosa, una vez que, junto con su hermano Alfredo, su sobrino Alfredito, su tía Carmen, manager de Alfredo Kraus, y Francisco Brea, comisario del homenaje, descubrieron la escultura, arropados por los aplausos de los asistentes al acto, entre los que se encontraban representantes de la Asociación Lírica Asturiana 'Alfredo Kraus' y otros admiradores del tenor canarios llegados de Bilbao y de Madrid.

Francisco Brea, como amigo del 'mejor tenor lírico ligero del siglo XX', almeriense y aficionado a la ópera, destacó la técnica y la profesionalidad de Alfredo Kraus, que posibilitaron la recuperación de un estilo del canto, que hicieron que no suspendiera ni una sola representación operística a lo largo de sus 40 años y que impartiera sus conocimientos y experiencias en la Escuela Reina Sofía.

Concierto

El comisario del homenaje destacó asimismo la referencia en la que se ha convertido el tenor en cuanto al repertorio que interpretó de tal manera que cualquiera de los que han venido y vendrán después tendrán sus interpretaciones como un espejo y también como un obstáculo. En este sentido calificó como «sublime» su interpretación de 'Werther'. Desde otra perspectiva, Fernando Brea indicó que Alfredo Kraus no fue un divo en el peor sentido de esta palabra ni se comportó como tal, aunque en algún momento pudiera haber dado esa imagen. El homenaje se cerró con un concierto de uno de sus discípulos más aventajados, Aquiles Machado, acompañado al piano por Kennedy Moretti.

Fotos

Vídeos