Pedro Molina es el nuevo rector de la UAL con el apoyo de los estudiantes

El catedrático de Filosofía fue elegido con la mayoría de los votos de los sectores de profesorado y alumnado Ambos contrincantes 'entierran el hacha electoral' para luchar por el futuro común de la institución

M.C. CALLEJÓNALMERÍA
PARTICIPACIÓN. Votantes acuden ayer a ejercer su derecho a voto en la sala bioclimática. / P. UAL/
PARTICIPACIÓN. Votantes acuden ayer a ejercer su derecho a voto en la sala bioclimática. / P. UAL

La Universidad de Almería ya tiene nuevo rector: Pedro Molina García que, en las elecciones celebradas ayer en el campus de La Cañada de San Urbano, consiguió el apoyo mayoritario del sector de profesorado, mientras su contrincante, Carmelo Rodríguez Torreblanca, se hacía con el favor del personal de administración y servicios. El pulso electoral lo decidió, finalmente, el sector de los estudiantes, que dio la ventaja al primero sobre el segundo, al conseguir aquél el 55 por ciento de las papeletas -al cierre de esta edición, la junta electoral no había facilitado aún los datos oficiales de los comicios-.

En definitiva, adelantó en rueda de prensa el rector en funciones de la Universidad de Almería, Alfredo Martínez Almécija, «Pedro ha conseguido, en términos globales, el 50,96 por ciento de los votos, y eso le hace ya vencedor».

Ganó también, puntualizó el mandatario saliente, la misma universidad puesto que «como institución, aun siendo joven, ha dado muestras de madurez y sentido democráticos y de que su futuro está en muy buenas manos».

Destacó, al respecto, «el sentimiento de integración que se ha dado esta noche entre los dos contrincantes puesto que la universidad tiene muchos retos por delante como para perdernos en una lucha fraticida».

Contrincante «ejemplar»

En este mismo sentido se pronunció el flamante vencedor, que valoró «el comportamiento ejemplar» de Carmelo Rodríguez Torreblanca, instantes después de que éste felicitara a su contrincante y le ofreciera su mano y el de su equipo para trabajar juntos por el futuro del campus.

Los estudiantes fueron, por tanto, la gran sorpresa de la jornada que, según los resultados de la cita electoral del pasado mes de octubre para conformar el claustro de la universidad, apoyaban al catedrático de Estadística.

Molina agradeció, de hecho, el apoyo de toda la comunidad universitaria y «fundamentalmente, de los estudiantes, que han dicho que creen en un modelo distinto de universidad», gracias también al apoyo de la plataforma estudiantil 'dPM'.

Anabel Mateos, portavoz del colectivo de alumnos, afirmó a IDEAL nada más conocerse la victoria de su candidato que «nos lo hemos currado mucho. Ha sido un éxito de todos porque, hasta el último momento, no sabíamos qué iba a ocurrir aunque teníamos la percepción y la esperanza de que Pedro ganaría».

Una jornada muy intensa

La jornada electoral comenzaba temprano para todos. El primero en depositar su voto en la urna fue Carmelo Rodríguez Torreblanca, que a las 11 en punto de la mañana acudía a la sala bioclimática del Edificio A de Humanidades, donde estuvieron instaladas las 10 mesas electorales -seis para alumnos y, una, para cada uno del resto de sectores: personal de administración y servicios, personal docente contratado, funcionarios doctores y funcionarios no doctores-.

«Estoy contento por el trabajo realizado a lo largo de la campaña», explicaba satisfecho el catedrático de Estadística de la UAL, al igual que «por la participación elevada» de la comunidad universitaria en esta «fiesta electoral».

Aún así, los nervios se dejaban ver en un rostro que no perdía la sonrisa, a la espera del cierre de las urnas, a las siete de la tarde, y con la esperanza de que la jornada «transcurra con normalidad» y «la participación continúe al ritmo con el que ha empezado».

Veinte minutos después hacía su aparición el catedrático de Filosofía Pedro Molina García que, tras votar, manifestaba sus ganas de que «todo acabe porque ha sido muy largo el proceso electoral y necesitamos descansar», al tiempo que valoraba la alta respuesta de la comunidad universitaria a la cita electoral durante toda la mañana.

De hecho, los primeros datos de participación, a la una de la tarde, desvelaban que el personal docente investigador, funcionario doctor, había ejercido su derecho al voto ya en un 48,57 por ciento; en un 27,58 por ciento, el personal docente investigador, funcionario no doctor; en un 26,13 por ciento, el personal docente investigador contratado; en un 60,61 por ciento, el personal de administración y servicios; y, en un 8,5 por ciento, es decir, en torno al millar de votantes, los estudiantes. No obstante, 575 alumnos del campus habían optado también al voto anticipado o por correo, que se ha desarrollado entre los días 14 y 24 de marzo.

A 10 minutos del cierre de las urnas, y a la espera de que aún acudiese algún rezagado a cumplir con su derecho democrático, se ofrecían los siguientes datos de participación: el personal docente investigador, funcionario doctor, había ejercido su derecho al voto en un 94,06 por ciento; en un 77,91 por ciento, el personal docente investigador, funcionario no doctor; en un 78,24 por ciento, el personal docente investigador contratado; en un 90,9 por ciento, el personal de administración y servicios; y, en un 22,2 por ciento, los estudiantes.

Tras incorporarse a las urnas los votos anticipados y los depositados en la la Escuela de Relaciones Laborales para los alumnos de esta titulación, comenzaba el escrutinio.

Fotos

Vídeos