Sábado, 10 de marzo de 2007
Registro Hemeroteca

en

MUNDO

MUNDO
Europa se marca para 2020 el objetivo de consumir un 20% de energía renovable
Los países se comprometen a tomar medidas contra el cambio climático Bruselas fijará un plan adaptado para cada estado según su situación
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

La cumbre de la Unión Europea aprobó ayer una estrategia energética contra el cambio climático que incluye compromisos de gran alcance, aunque la aplicación de uno de los más importantes -llegar al 20% de energía renovable en 2020- aún deberá ser objeto de negociaciones internas. «Europa tendrá un papel de vanguardia» en la lucha contra el cambio climático, afirmó la canciller alemana, Angela Merkel, al término de la reunión de dos días. La UE, dijo, ha alcanzado «objetivos ambiciosos y creíbles».

Los jefes de Estado y Gobierno de la UE acordaron en la capital belga reducir sus emisiones de CO2 en un 20% para 2020 respecto al nivel de 1990, una cifra que podría incrementarse al 30% si otros países industrializados hacen un esfuerzo análogo. Además, la cumbre se comprometió a que el 20% de la energía que consuma la UE en 2020 proceda de fuentes renovables (aunque esa cifra no se aplicará a cada uno de los Estados miembros), y que los biocombustibles supongan el 10% de los carburantes consumidos.

A la vanguardia

La UE «se ha colocado de nuevo en vanguardia mundial liderando la batalla contra el cambio climático», consideró también el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, destacó por su parte que los líderes aprobaron las 17 propuestas presentadas y que el acuerdo alcanzado «es de lejos el más ambicioso» presentado en la comunidad mundial.

El acuerdo se fraguó después de que la presidencia alemana aceptara que la cifra del 20% vinculante para las renovables sea para el conjunto de la Unión, y que algunos países puedan quedarse un poco más abajo. «Los objetivos nacionales deben reflejar las circunstancias nacionales», explicó Barroso, en referencia a que algunos Estados comunitarios han desarrollado menos este sector o disponen de menos recursos naturales para lograr el objetivo marcado en 2020. Merkel, que presidió la reunión, recalcó que «cada país es un caso especial» debido a las peculiaridades de su modelo energético.

La Comisión Europea tendrá que proponer ahora la distribución de ese objetivo de energías renovables entre cada uno de los Veintisiete Estados miembros de la Unión con una propuesta personalizada para cada país en función de su situación de partida.

Barroso avanzó que para el tercer trimestre del año la Comisión presentará las primeras propuestas sobre cómo se asignan los niveles de renovables entre los distintos países, algo que prometió que se hará «con toda justicia». Sin embargo, el responsable del Ejecutivo comunitario vaticinó que la propuesta y aprobación de esas propuestas supondrá «un trabajo enorme» con negociaciones intracomunitarias difíciles.

Energía nuclear

Sobre energía nuclear, la cumbre señaló su contribución en la reducción de las emisiones de CO2, las principales causantes del cambio climático, aunque recalcó que cada país debe «decidir si desea depender» de ella. Merkel hizo hincapié en que «las renovables deben ser renovables y no otra cosa», en alusión a la propuesta de algunos países, como Francia, de tener en cuenta la presencia de energías que producen reducidas emisiones de CO2, como la nuclear.

El primer ministro británico, Tony Blair, se mostró convencido de que los objetivos respaldados ayer por los países europeos ayudarán a convencer a otros grandes emisores de CO2, como Estados Unidos, India y China, y a sumarse a esos esfuerzos.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master de Periodismo | Club Lector 10 | Visitas a Ideal

Canales RSS