La contaminación del aire en Almería es inferior a los límites de la UE

Los episodios de elevada contaminación por partículas están asociados a la climatología Los valores de ozono de 2006 no han superado los umbrales de alerta a la población

MARÍA DEL MAR ALONSOALMERÍA

En Almería se respira aire de calidad. Si la escasez de industrias supone un dato negativo a nivel económico es, por el contrario, lo que más contribuye a que apenas exista contaminación ambiental. Del análisis que realiza la Consejería de Medio Ambiente de los distintos contaminantes en el aire en los nueve primeros meses del año, se deduce que los niveles de contaminación del aire ambiente en la provincia de Almería son inferiores a los niveles límite que establece la Unión Europea para la protección de la salud humana. No obstante, una de las características de Almería, por su climatología, es que puede presentar, sobre todo en verano, episodios de elevada concentración de partículas. Según el neumólogo José Calvo, las partículas son contaminantes que afectan bastante a la salud, sobre todo las menores de 10 micras que se encuentran en suspensión, porque «tienen mucha capacidad de penetración en el pulmón». La contaminación por partículas suele estar relacionada con los fuertes vientos, las tormentas de polvo que provienen del desierto y la aridez del terreno y puntualmente con la actividad humana por movimientos de tierras, obras, desmontes, extracciones o manipulación de áridos.

Se trata, en cualquier caso, del tipo de contaminación atmosférica que más puede afectar a la salud de los almerienses ya que, en muchas personas, es la causa de la irritación ocular, molestias faríngeas o tos. La existencia de muchas partículas en el aire también puede empeorar las patologías crónicas como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y el asma. El especialista José Calvo explica, no obstante, que «no toda la población es igualmente susceptible a los efectos de la contaminación». Así, como siempre, la población más vulnerable son los niños, los ancianos y las personas con enfermedades crónicas respiratorias y cardíacas.

Ozono

Otro importante contaminante es el ozono y, en concentraciones altas y en interacción con otras sustancias, puede ser bastante perjudicial para la salud. El ozono está también muy presente en Almería por sus características climatológicas, ya que se forma por la acción de la radiación solar sobre los átomos del oxígeno atmosférico, en presencia de precursores como los óxidos de nitrógeno e hidrocarburos inquemados procedentes del tráfico. El verano y la primavera son las épocas del año en las que se observan las concentraciones máximas de ozono porque registran una insolación muy intensa. De nuevo, los valores de ozono registrados entre enero y septiembre de este año no han superado en ninguna ocasión los umbrales de información o alerta a la población.

El delegado de Medio Ambiente en Almería, Juan José Luque, destaca, no obstante, que hay lugares en la provincia donde la calidad del aire «se eleva al máximo exponente de la calidad». Se trata de los tres espacios naturales: Cabo de Gata-Níjar, Sierra María-Los Vélez y Sierra Nevada.

La preocupación por los efectos de la contaminación en la salud existe desde la Revolución Industrial y hay investigaciones sobre sus efectos sobre la salud y otros campos como el medioambiental.

En España la legislación en materia de protección del ambiente atmosférico ha estado durante muchos años más enfocada a la protección de la salud, si bien desde la incorporación a la Unión Europea empezaron a adoptarse todas las directivas y se realizó una profunda revisión y unificación de todos los límites de calidad que había que establecer. Además de nuevos criterios de protección para la salud pública, se han incluido otros más relacionados con el medio ambiente para asegurar impactos mínimos por la calidad del aire.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos