Tapia: «No hemos estado bien»

El técnico celeste reconoció que la Ponferradina fue superior a su equipo El Poli encaja goles de penalti, pero el míster no lo usa como excusa a la derrota

V. J. H. B.EL EJIDO

Como es su costumbre, no buscó excusas el técnico del Poli Ejido, Antonio Tapia, para justificar la derrota de su equipo. Muy al contrario, como siempre, miró a la realidad cara a cara y reconoció que su equipo no había estado bien y que ahí residió precisamente la clave de que el Poli Ejido no hubiera podido siquiera puntuar.

Tapia reconoció, eso sí, que «la Ponferradina ha estado muy bien, ha realizado un gran partido y eso hay que reconocérselo como mérito claro para haber sumado esta victoria».

Pero como en esto del fútbol casi siempre que uno juega bien es porque el rival lo hace mal y viceversa, Tapia subrayó también que «el Poli no ha acabado de entrar en juego durante todo el encuentro. La verdad es que nos ha costado mucho trabajo y no hemos conseguido hacer nuestro juego».

El penalti, un lance

El técnico no eludió referirse a la jugada del penalti, pero no lo usó como una excusa sino como la constatación de un hecho, el de que «ha permitido que la Ponferradina haga el partido que más le interesaba, puesto que se ha puesto por delante y lo cierto es que eso lo ha cambiado todo».

Sin embargo, en el capítulo del morbo, sobre si el penalti fue o no justo y si ello marcó el partido, Tapia respondió como marcan sus propios cánones de seriedad y profesionalidad, asegurando que «fue un lance puntual del partido, que tiene unas consecuencias, pero que no debe ser la excusa para nada».

Eso sí, para concluir con ese tema, el 'míster' celeste reconocía que, efectivamente, «ese primer gol nos ha sentado muy mal».

Ni defensa ni ataque

Pero Tapia tiene la costumbre de buscar siempre las causas de los fracasos en su propio equipo, como él suele decir, «en los factores sobre los que nosotros podemos actuar».

Sobre la de ayer, aseguró que «la clave de la derrota es que nosotros no hemos estado bien ni defensiva ni ofensivamente en el partido».

Y sobre las consecuencias que puede tener este revés, tras haber encadenado una serie de resultados positivos, el técnico advertía que no es un resultado que preocupe, pero reconocía que «es un paso atrás en el objetivo que teníamos, para lo cual hoy queríamos ganar».

Pues no ganó el Poli Ejido, aunque a buen seguro que el técnico ya tiene en la cabeza qué corregir para «que la derrota nos sirva de cara a los dos próximos compromisos que tenemos esta semana en nuestro campo».