Irigoien y Navarro se apuntan al oro

Los dos jugadores del CP Paternina Almería, partícipes en el éxito de la Selección Española en el Campeonato del Mundo de México al ganar en mano individual y parejas

TITO SÁNCHEZ NÚÑEZ

NO hay quien les pare. Miguel Irigoien y Aitor Navarro han sumado este fin de semana en México otro nuevo triunfo que añadir a su ya de por sí brillante palmarés. Los dos jugadores del Paternina Almería han resultado ser determinantes en el éxito de la selección española, que se ha llevado el título de campeona del Mundo de pelota en mano en la competición que se iniciaba el pasado 22 de septiembre.

Ambos pelotaris tenían ya títulos de campeones de España y de Europa, los últimos, conseguidos esta misma temporada con el club almeriense y en la especialidad de mano parejas. Navarro tenía además el Mundial de 2002. Los dos jugadores han formado parte de las rotaciones del seleccionador Inocencio Azpiroz, pero disputaron los encuentros decisivos, los que, en caso de ganarlos, como así fue, daban la medalla de oro.

Mano parejas

El primero de los oros llegó en la modalidad de mano parejas. En ella, Aitor Navarro e Íñigo Abad, zaguero y delantero, se enfrentaron a Landa y Olivos, representantes de México, a los que derrotaron por 22-10.

El resultado fue engañoso, ya que la pareja española necesitó de más de una hora y media para llevarse el partido. Como se preveía, España y México se vieron las caras en la final, después de haberse encontrado en la primera jornada del campeonato. En aquella ocasión, el resultado fue de 22-16 para los españoles, en los que también formó Navarro, aunque en ese encuentro lo hizo con Urko Mundiñano, jugador del Oberena que a partir de la próxima temporada militará en el Gádor almeriense, en Segunda Nacional. De los mexicanos, Landa jugó ese partido, con Medina como pareja.

Abad y Mintegi entraron en la rotación del técnico y jugaron el partido de la segunda jornada frente a Etcheto y Erreca, de Francia, a los que derrotaron por un contundente 22-5, asegurando la primera posición del grupo para el combinado español, que accedía así a las semifinales.

El pase a la final fue también asequible para el equipo nacional. Mundiñano y Mintegi fueron los dos jugadores elegidos para este encuentro que les enfrentaba a Estados Unidos, por quienes se alinearon Alfaro y Petrissans. El resultado de 22-4 para los españoles reflejaba la ya de por sí evidente superioridad de éstos.

España y México volvieron a verse las caras en la final, en un encuentro bastante duro de jugar para los españoles, ya que México actuaba como local y por ello contaba con el respaldo de sus aficionados y con una mayor adaptación a la pista del frontón, lijada como el asfalto, lo que dificultaba el golpeo de la pelota al botar hacia delante.

Abad y Navarro lograron pese a estas adversidades la victoria, consiguiendo el primer oro de mano para el combinado español.

Mano individual

En mano individual, el triunfo de Miguel Irigoien en la final fue contundente, después de una apretada semifinal en la que España casi se ve apeada de pelear por el oro. El camino hasta la final fue asequible para el equipo nacional. Irigoien participó en el debut frente a Elissalde, de Francia, a quien derrotó por 22-6.

El siguiente compromiso de la primera fase lo disputó Álvaro Okiñena, que también se impuso a Alcántara, de la anfitriona México, por un resultado de 22-9. Así, España pasaba a semifinales y mostraba su candidatura al oro.

Azpiroz eligió nuevamente a Okiñena para el encuentro de semifinales, en el que España se enfrentaba a Estados Unidos, por quien formó Huarte. De esta manera, el técnico español reservaba a Irigoien para la final, aunque casi le sale 'rana' la apuesta, ya que Okiñena, aunque logró la victoria, lo hizo sufriendo y por la mínima, con resultado de 22-21.

Al final sí, Irigoien estuvo presente en el partido por la medalla de oro. El jugador del CP Paternina Almería, que en toda la temporada no ha perdido un solo encuentro, ni en mano individual ni en mano parejas, partía como favorito frente a Lambert, integrante de Francia. El triunfo, por 22-5, dio a España y al Paternina Almería un nuevo título más para sus vitrinas.