Zona hostil, el film bélico rodado en Almería se verá en cines de China, Japón o Francia

Imagen promocional de la película. Ideal/
Imagen promocional de la película. Ideal

Adolfo Martínez, director: "El Ejército de hoy día se parece poco a la imagen que tenemos desde la sociedad, es gente muy preparada"

MIGUEL CÁRCELES

Tabernas, Almería, no sólo quedará patente como un escenario privilegiado para el cine bélico en las grandes pantallas españolas. Su dimensión será absolutamente internacional. 'Zona hostil', la ópera prima de Adolfo Martínez que esta tarde estrenará la productora Tornasol Films en el Auditorio Maestro Padilla -que será sede, por primera vez en sus 25 años de historia, de una premier cinematográfica del más alto nivel- ya está apalabrada para su distribución en países tan variopintos como China, Corea del Sur, Francia o Japón. "Tras cinco semanas de rodaje en Tabernas, un rodaje muy complejo y difícil, hemos demostrado que el cine bélico también puede ser parte de nuestro cine, y no el gran ausente como hasta ahora", confesaba Javier López Blanco, productor de la cinta.

En una rueda de prensa de presentación de la producción, íntegramente española, López mostró su esperanza de que la cinta puede ser objeto de la experiencia cinematográfica del público "más diverso", pero especialmente "de la gente a la que le gusta el buen cine". "Estamos muy satisfechos del resultado, es la primera película de acción del cine español en muchos años", aseguraba López.

La película, basada en hechos reales, narra el rescate de un grupo de legionarios del Ejército español en Afganistán y de un helicóptero de emergencia sanitaria militar que tuvo un accidente en un recóndito paraje asiático cuando se dirigían a atender a dos soldados norteamericanos heridos en una misión. Rodada íntegramente en escenarios de Tabernas, ha contado con la complicidad y la colaboración del Ejército y, muy especialmente, de la Brigada de la Legión de Viator. "Es una gran producción para los estándares del cine español, nos facilitó mucho la pericia de los pilotos militares", revelaba el director del largometraje.

Precisamente el rodaje de escenas con helicópteros, confesaba Adolfo Martínez, fue lo más complejo de la filmación. Hasta el punto de que el viento determinó que el rodaje tuviera que sufrir cambios de calado, como la orientación de las aeronaves o del rodaje. "Tuvimos que rodar parte de las escenas a ciegas, esperando que los cámaras nos dijeran que tenían la escena que queríamos", certificaba Martínez sobre las complicaciones del rodaje.

Pilotos, los de los hechos reales

Ahora bien, tanto la dirección del film como el reparto agradecieron la enorme colaboración de los legionarios almerienses. No sólo en la logística -los pilotos de uno de los helicópteros del rodaje fueron exactamente los mismos que ejecutaron la operación de rescate en Afganistán- sino también con sus experiencias. Ruth Gabriel, una de las actrices que encarna el papel de piloto, quiso reconocer la colaboración del brigada Atienza. "Hablamos mucho con él, nos daba datos. He bebido mucho de Atienza, de su calma y equilibrio, de su actitud reposada. Le hizo gracia que él fuera en la película una mujer". Gabriel tuvo expresas referencias a que la premier tuviera lugar en el Día Internacional de la Mujer. Especialmente en un film en el que las mujeres del ejército tienen un papel relevante que, además, no es impostado. "Nos soprendió el número de mujeres que tuvieron su papel en la operación: dos pilotos, dos cargadoras... Se ha abierto un gran espacio a la mujer en el ejército", valoraba el director.

El film vivirá esta tarde su preestreno en el Maestro Padilla. Con las entradas agotadas -la mitad de ellas distribuidas entre miembros de la Legión- contará con la presencia de la propia ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.

 

Fotos

Vídeos