Prostitutas sin publicidad

Una de las fotografías publicadas en el libro. /
Una de las fotografías publicadas en el libro.

Hasta treinta retratos dan testimonio de esa cara oscura de la capital almeriense, que existe como en tantas otras ciudades, algo que no le resta no obstante ninguna importancia

JAVIER GARCÍA MARTÍN

A veces, es más fácil contar las miserias de uno mismo frente a un desconocido. Quizás por eso, el trabajo del fotógrafo almeriense Rubén García ha recibido el aplauso de PHotoEspaña 2013 o del Centro Português de Fotografia y sus obras se han visto en ciudades lejanas como Tokio (también cercanas, véase Castellón), pero su último proyecto 'Prostitución. Retratos de una vida en la calle', realizado durante varios meses en El Puche y Pescadería, se ha encontrado, por el momento, con poco predicamento en su tierra.

Hasta treinta retratos dan testimonio de esa cara oscura de la capital almeriense, que existe como en tantas otras ciudades, algo que no le resta no obstante ninguna importancia. Chulos y clientes, mujeres y amigas han desfilado por el objetivo de este profesional, interpelando al espectador y dando intensidad a esta idea con forma de libro nacida hace cuatro años y con grandes dosis de voluntarismo, ya que ha sido financiada mediante la técnica del 'crowdfunding'.

La concienzuda eliminación de la escala cromática (los retratos aparecen, contrastados, en sepia) subraya la intención del autor de mostrar las heridas dejadas en los cuerpos de sus sujetos por la práctica de esta actividad. Una metáfora, a fin de cuentas, de las que pueden albergar dentro.

«Fue un trabajo muy lento, no siempre encuentras a muchas personas que quieran retratarse», señala García a IDEAL. «Aunque yo siempre había querido trabajar con ellas, no ha sido muy fácil contactarlas», agrega. El fotógrafo, para empezar, tuvo que perder el miedo a las consecuencias que podía tener su labor, un empeño que, según confiesa, le llevó a padecer un robo con navaja del que terminó librándose.

Navajas y heridas

Hasta 150 pequeños mecenas contribuyeron en esta edición, cuya primera tirada es de medio millar de volúmenes y se distribuye de forma particular en librerías de la provincia. Entre otros, participan en el libro Hetaira, un colectivo que defiende los derechos de las prostitutas en Madrid, el fotógrafo Pepe Frisuelos, y Jesús Gironés, responsable del centro cultural El Foro de Pozuelo de Alarcón. La obra también recoge un texto del poeta almeriense Aníbal García, y otro de Pilar Barranco.

El catálogo, publicado el pasado mes de abril, practica el retrato directo del desnudo, fruto de la trayectoria artística de este fotógrafo. Además, García ha elaborado una decena de entrevistas y un documental alrededor de este proyecto que explica la vida de estas mujeres. «La droga es un punto en común para muchas», detalla.

En su viaje a esta realidad, el fotógrafo se sorprende por la relación con sus proxenetas: «Muchos no lo son al uso: algunas no están obligadas a prostituirse, pero quieren la presencia de estos 'chulos' para que les den protección a cambio de comida o droga», comenta. Sin embargo, las mayores protagonistas son ellas, retratadas en plena vía pública y con un contexto mínimo. Toda una invitación, en definitiva, a asomarse a una realidad oculta que, pese a todo, tiene mucho de demostración de valentía.

Fotos

Vídeos