Vuelven los juguetes de toda la vida

Vuelven los juguetes de toda la vida

Los muñecos de Playmobil y Lego, entre los que más han traído los Reyes Magos de Oriente. Sus Majestades inician la reserva de los preciados regalos para el día de ayer cada vez antes: esta vez había reservas desde el pasado mes de octubre

M. C.ALMERÍA

Los Reyes Magos de Oriente han tenido en los últimos días muchísimo trabajo. Porque intentar satisfacer a todos aquellos que se han portado bien no es, en absoluto, una tarea fácil. Hay que ponerse en la piel del obsequiado, conocer sus gustos y luchar con otro elemento: que aún quede ese objeto, detalle, prenda o juguete que satisfaga las esperanzas de quienes llevan todo el año aguardando a que los regalos se cuelen en las casas como por arte de magia.

Aquellos que estos días hayan estado paseando por el centro de cualquier ciudad de la provincia de Almería, por los centros comerciales o por los espacios con más tiendas de pueblos y barrios de todo el territorio habrán observado, además de una agitada y muy animada vida en la calle, que algunos comercios parecían haber sido desvalijados durante la madrugada. ¿Y eso? Además de que llevar regalos a todos y cada uno de los vecinos de los 103 municipios de la provincia no es tarea fácil, requiere de una ingente actividad comercial. Y claro, a riesgo de quedarse sin el objeto más adecuado, sin el más preciado juguete o prenda, los Reyes Magos están adelantando sus compras. Cada vez más.

Este año, algunas jugueterías de la provincia han llegado a adelantar las reservas hasta dos meses y medio antes de la cita con Sus Majestades los Reyes de Oriente. Desde finales de octubre. Y desde entonces, Melchor, Gaspar y Baltasar vienen recogiendo de forma puntual los regalos que ayer depositaron en las casas almerienses. «Este año hemos abierto el proceso de reserva antes que otros años, a finales de octubre, pero siempre ha habido reservas desde noviembre», indica Manuel, uno de los empleados de la cadena de juguetes Toy Planet, de las más grandes de la provincia de Almería (donde cuentan con una decena de establecimientos abiertos al público, seis de ellos en la capital almeriense).

Acudir a última hora a buscar el regalo supone correr el riesgo de quedarse sin él o que, es otra posibilidad, no llegue a tiempo para su recogida por parte de los Reyes Magos. Las plataformas de comercio en línea -Sus Majestades han incrementado este año las adquisiciones a distancia en cifras de dos dígitos en un comportamiento muy similar al experimentado en otras fechas como el Black Friday-. Y el riesgo es aún superior si lo que lo que se ha pedido a los Reyes Magos se encuentra entre lo más demandado por parte de los almerienses.

¿Y qué ha sido lo que los niños almerienses más han escrito en sus cartas? «Sobre todo, Playmobil y Lego», indica Manuel. También las muñecas Reborn -unas muñecas cuyo realismo puede hacer dudar a alguien ajeno de que pudieran ser un bebé de verdad-. En cierto modo, una vuelta a los juguetes de antaño, los que utilizaron los padres de quienes el sábado por la noche, y de forma delicada, colocaron sus zapatos a los pies del árbol y dejaron polvorones para que Sus Majestades pudieran reponer fuerzas entre entrega y entrega a lo largo y ancho del globo.

«En estos días tenemos muchas entregas de reserva. Pero también mucho regalo de última hora», advierte Manuel. En su caja se acumula una cola que casi llega a la puerta. Y es algo muy habitual en los establecimientos comerciales. Al trabajo habitual de la reserva y del cobro se acumula el de los ticket regalo -para los cambios a partir de mañana- y el de envolver los presentes. Todo en una época que supone el verdadero colchón en muchos comercios de la provincia de Almería. El globo de aire que les mantiene con respiración durante los meses de menor actividad en las cajas registradoras. «Normalmente somos dos en la tienda, pero estas semanas se suman entre dos y tres empleados más». La realidad de esta tienda es extrapolable al resto de comercios de la provincia. Según el cálculo de la empresa de trabajo temporal Adecco, unos 6.700 almerienses han estado trabajando gracias al incremento que experimentan los comercios durante esta temporada. Además, muchos de ellos podrán continuar en días venideros para prestar los servicios de devolución y, como no, también los de rebajas -pese a ser un periodo ya liberalizado, muchísimos comercios, especialmente aquellos que no pertenecen a las grandes cadenas, colgarán hoy esos carteles con enormes porcentajes en sus escaparates para abrir mañana a otra de las épocas con mayor venta-.

Antes de eso, es tiempo de sonreír. Especialmente quienes hayan sido buenos. Ayer por la mañana tendrían su premio.

Más