Los vecinos del Casco Histórico llenan la plaza de Campoamor de velas contra el vandalismo

Decenas de velas rojas fueron utilizadas por los vecinos para mostrar su indignación frente al destrozo causado horas antes, en la madrugada del domingo, por los vándalos./Daniel Díaz
Decenas de velas rojas fueron utilizadas por los vecinos para mostrar su indignación frente al destrozo causado horas antes, en la madrugada del domingo, por los vándalos. / Daniel Díaz

Los primeros gestos solidarios llegaron la tarde de ayer, cuando algunos vecinos entregaron los primeros paraguas donados para la reubicación de la instalación de arte efímero para celebrar el día de San Valentín

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELESAlmería

Los primeros gestos solidarios con los vecinos del Casco Histórico no se hicieron esperar. En la tarde de ayer decenas de vecinos acudieron a la plaza de Campoamor, en pleno corazón del barrio, para mostrar su repulsa por los actos vandálicos que destrozaron casi por completo la instalación de arte efímero efectuada por los propios miembros de la asociación Casco Histórico, por los alumnos de la Escuela de Artes y Oficios Artísticos de Almería y por el profesorado de dicho centro educativo.

En la plaza se colgó un cartel en el que se difundía la repulsa generalizada en el barrio ante estos actos que han culminado con la desaparición de lo que se había convertido en un gran reclamo para que la ciudadanía se adentrase en el corazón histórico almeriense. Además, se dispusieron decenas de velas rojas como muestra de que el comportamiento cívico de los residente y de los visitantes es mucho más extendido que hechos aislados como los ocurridos en la madrugada de este domingo.

La performance fue planificada por el claustro de la Escuela de Artes y por su alumnado, implicados al máximo en esta actividad anual que pretende servir de atractivo para el barrio y dotarle de vida económica y social atendiendo a que en la Catedral de Almería reposan los restos del martir Valentín, cuya onomástica se celebra el martes.

Además, y ante la llamada de los vecinos a que la colaboración ciudadana aporte algunos materiales con los que reconstruir la instalación efímera, algunos almerienses comenzaron a aportar globos y paraguas de forma solidaria. Aún se necesitarían varias decenas para poderla rehacer por completo. Cabe recordar que la instalación ha costado a la asociación vecinal unos 500 euros que abonan a pulmón y con cuyo trabajo ponen en marcha cada mes de febrero.

Así permanecía ayer la plaza de Campoamor durante el acto de repulsa contra el vandalismo, que ha acabado con la instalación efímera para celebrar el día de San Valentín. / Danie Díaz

"Yo prefiero quedarme con lo positivo: un pequeño grupo de vecinos con muchas ganas y pagándolo de su propio bolsillo ha demostrado que la cultura y la belleza son elementos atractivos, que se pueden hacer cosas y que la ciudad responde. En estos dos días han sido miles los almerienses que se han acercado ex profeso sólo para ver lo bonita que había quedado la plaza", aseveraba ayer por la mañana la presidenta del colectivo vecinal, Magdalena Cantero. "Hemos estado vigilando, los propios vecinos, durante el día. Pero no podemos tener a una persona todas las noches", advertía minutos después de conocer que la actividad cultural y de ocio había sido completamente destrozada.

Las actividades culturales y de animación social, sin embargo, continúan. Está previsto que hoy haya una lectura de poemas en el Instituto Galileo. Además, para mañana martes hay planificado un concierto del grupo almeriense Casino Boogie a las 20 horas en la plaza de la Catedral. Ahora bien, si los gestos solidarios continúan durante la jornada de hoy será posible reponer el espacio de la plaza de Campoamor, en torno al relieve de San Valentín. Un lugar cuya vistosidad había sido celebrada en forma de fotografías por miles de almerienses hasta que el destrozo vandálico acabó con él.

Fotos

Vídeos