Urbanismo culmina la expropiación en Las Perchas y licitará la primera obra de La Hoya de forma inminente

Recreación virtual de cómo quedará esta zona./IDEAL
Recreación virtual de cómo quedará esta zona. / IDEAL

La adquisición de los 53 inmuebles afectados por este proyecto han supuesto una inversión de 400.000 euros

Sergio González Hueso
SERGIO GONZÁLEZ HUESOALMERÍA

El Ayuntamiento de Almería, a través del la Gerencia municipal de Urbanismo, cierra el lunes definitivamente el capítulo de las expropiaciones en la parte del antiguo barrio de Las Perchas, entre los cerros de San Cristóbal y la Alcazaba, que se ve afectado por la remodelación que el equipo de gobierno ha proyectado para mejorar esta zona mediante la conexión de las calles Pósito y Almanzor.

Esta intervención, enmarcada en el Plan integral Alcazaba-La Hoya-San Cristóbal, ha supuesto una inversión de 400.000 euros tras la adquisición de un total de 53 inmuebles, entre pequeñas casas, garajes o solares..., tal y como explicaron fuentes municipales a este periódico. Un proceso siempre arduo y costoso que por fin se culmina dejando el camino de la contratación de las obras completamente expedito. La tramitación del último paso previo a la ejecución de los trabajos será la aprobación por parte de la junta de gobierno local de una licitación que saldrá con un presupuesto inicial de unos 800.000 euros, cantidad que tendrá que sumarse a la que ya se ha citado como coste de las distintas expropiaciones y a la de 36.000 euros, que fue lo que invirtió este área en un proyecto que creen ilusionante.

Este dispendio va a ser financiado con cargo a la estrategia europea de fondos de cohesión DUSI, con la que se pretende dar un giro de 180 grados a esta zona de influencia monumental tan olvidada por el urbanismo almeriense desde casi siempre. Las fuentes consultadas por este periódico esperan poder sacar a concurso la ejecución de esta obra como muy tarde para el martes día 17, en la junta de gobierno local que se celebre como es habitual este día de la semana. Si bien, el deseo del titular del área delegada, Miguel Ángel Castellón, es que la contratación salga cuanto antes, quizás una semana que viene en la que parece precipitado pues resta aún que uno de los propietarios vaya el lunes a recoger el dinero de la venta. Una vez hecho el trámite y se firme el acta de ocupación de la última propiedad, el Ayuntamiento ya dispone de esta pastilla de suelo, donde demolerá las construcciones existentes y ejecutará un proyecto que promete darle un nuevo aire a lo que se ha venido a denominar la primera fase del parque de La Hoya.

El proyecto

Solo se requiere dar un pequeño paseo por las espaldas del viejo Ayuntamiento para quedar convencido de lo necesaria que es a todas luces cambiar la fisionomía urbanística de esta zona. No solo ya en la empresa de conectar viales como Pósito y Almanzor, que es también una forma de coser a Almería desde el centro a Pescadería. También, y quizás más importante, por librar a esta esquina monumental de un estado de degradación urbana y medio ambiental que salta a la vista con un terreno desnivelado lleno de coches mal aparcados, casas ruinosas y un ir y venir de calles diminutas que forman un intrincado paisaje indigno de estar a los pies de la Alcazaba.

Los planes son fundir de manera armónica los dos entornos presentes en este espacio: lo urbano y el paisaje. Ello lo harán reduciendo el impacto visual de la obra civil presente y ordenando el espacio en un paseo en el que se mantendrá la cobertura vegetal añadiendo además nuevas especies que hagan más amable un lugar al que también se pondrán nuevos servicios. Iluminación o mobiliario que se ajustarán a un proyecto que se completa con la segunda fase del parque, que se ejecutará en el siguiente mandato.

 

Fotos

Vídeos